Publicado 28/01/2021 17:09CET

Hungría extiende las restricciones por la pandemia de COVID-19 hasta el 1 de marzo para "evitar" una tercera ola

20 May 2020, Ukraine, Chop: A border guard personnel measures a man's body temperature at the Tysa international automobile checkpoint on the Ukraine-Hungary border during the coronavirus quarantine. Photo: -/Ukrinform/dpa
20 May 2020, Ukraine, Chop: A border guard personnel measures a man's body temperature at the Tysa international automobile checkpoint on the Ukraine-Hungary border during the coronavirus quarantine. Photo: -/Ukrinform/dpa - -/Ukrinform/dpa - Archivo

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Hungría ha ampliado este jueves las restricciones vigentes por la pandemia de COVID-19 hasta el 1 de marzo con el objetivo de "evitar" una eventual tercera ola de contagios.

"Si queremos evitar una tercera ola, se deben mantener las reglas vigentes", ha trasladado Gergely Gulyás, jefe de la oficina del primer ministro, Viktor Orban, que ha señalado que las limitaciones han logrado controlar la propagación de la pandemia, según ha recogido el diario local 'Margyar Hírlap'.

Para lograr la ampliación, el Ejecutivo húngaro pedirá al Parlamento que prorrogue el estado de emergencia durante 90 días más, aunque Gulyás ha garantizado que las autoridades volverán a analizar la situación en la segunda quincena de febrero.

A su juicio, existe la posibilidad de frenar la propagación de la enfermedad si los nuevos contagios logran mitigarse o si llega una cantidad suficiente de vacunas contra la COVID-19. Al respecto, ha matizado que el Gobierno, que ha acordado con Rusia el envío de dosis de la vacuna Sputnik V, quiere adquirir la mayor cantidad posible.

En Hungría rige un toque de queda desde las 8.00 horas hasta las 17.00 y es obligatorio el uso de mascarilla y practicar la distancia social. Asimismo, las restricciones comprenden el cierre de comercios, mientras que los restaurantes sólo pueden servir comida para llevar.

Hasta el momento, las autoridades sanitarias húngaras han contabilizado más de 363.000 personas contagiadas de la COVID-19, incluidas más de 12.000 víctimas mortales debido a la enfermedad.