Publicado 08/07/2021 15:16CET

Hungría.- Hungría acusa a la Comisión Europea de plantear "peticiones absurdas" para avalar su plan de recuperación

Viktor Orban, primer ministro de Hungría
Viktor Orban, primer ministro de Hungría - OMAR MARQUES/GETTY IMAGES

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Hungría ha acusado a la Comisión Europea de plantear "peticiones absurdas" antes de avalar su plan de recuperación, si bien ha descartado que por ahora Bruselas haya tumbado una propuesta que en principio debe quedar resuelta antes del próximo lunes, cuando vence el plazo de dos meses.

El Ejecutivo comunitario tiene hasta el 12 de julio para evaluar y decidir si recomienda a los Veintisiete la aprobación del plan elaborado por el Gobierno de Viktor Orban --la responsabilidad final, por tanto, recae en el conjunto de los Estados miembro--. Cabe la posibilidad de que dicho plazo se alargue si así lo acuerdan la Comisión y el Estado en cuestión, en este caso Hungría.

Bruselas se escuda en que las conversaciones con Budapest siguen su curso para evitar responder a si cree que tomará una decisión en plazo o ésta podría retrasarse por las dudas de los expertos comunitarios con la propuesta del Gobierno de Orban, que ha tachado de "fake news" las informaciones que apuntan a un hipotético rechazo.

Así lo ha repetido este jueves el jefe de gabinete de Orban, Gergely Gulyas, quien no obstante sí ha reconocido que la Comisión ha planteado algunas "peticiones absurdas" que la parte húngara ya da por resueltas, según un texto difundido por el propio Gobierno. Gulyas ha asegurado que las conversaciones avanzan y, en este sentido, espera que el plan sea aprobado sin más complicaciones.

El debate se ha visto enturbiado en estas últimas semanas por la aprobación de una polémica ley que prohíbe la difusión de contenidos LGTBI entre menores de edad. El primer ministro ha reiterado este viernes su mensaje durante una visita a Serbia: "No permitiremos que los activistas LGBTI entren en nuestras guarderías y escuelas", informa el portal 'Hungary Today'.

Orban, que en otras ocasiones se ha referido de forma despectiva a los "países del arcoíris" que le afean desde la UE su legislación, ha dicho que "no importa lo que hagan" quienes le critican, un día después de que la Eurocámara instase expresamente a la Comisión Europea a tomar medidas, planteando incluso el bloqueo de fondos.

Las autoridades húngaras han defendido su derecho a adoptar las leyes que consideren oportunas y han descrito la polémica ley como una herramienta para la protección de la infancia. "No estamos diciendo a nadie de más de 18 años cómo vivir su vida", ha zanjado el jefe de gabinete, antes de sostener que corresponde a los padres decidir cómo educan a sus hijos y a qué tipo de información tienen acceso.

Sin embargo, para la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, dicha ley es una "vergüenza", por lo que se ha abierto a utilizar los medios a su alcance para evitar situaciones de discriminación. Además, varios líderes han dicho incluso públicamente que la consideran inaceptable en un país de la UE, invitando a Hungría a reconsiderar su adhesión al bloque.

Contador