Publicado 24/07/2021 18:42CET

Hungría.- Hungría celebra la marcha del Orgullo Gay tras la aprobación de la polémica ley anti LGTBI

Imagen del Orgullo Gay en Budapest.
Imagen del Orgullo Gay en Budapest. - Aleksander Kalka/ZUMA Press Wire / DPA

Miles de personas se suman a la protesta contra el Gobierno de Orban por el trato dado al colectivo

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

La ciudad de Budapest ha sido escenario este sábado de la marcha húngara del Orgullo Gay tan solo un mes después de que el Gobierno del primer ministro, Viktor Orban, aprobara una polémica ley anti LGTBI.

Así, el Orgullo de este año se diferencia del celebrado en años anteriores; la organización ha realizado cambios en el recorrido que seguirá la marcha que, además, ha sido anunciada como protesta contra el Gobierno por discriminar al colectivo, según informaciones del diario 'Nepszava'.

Tal y como indica la página web oficial del evento, se trata de una protesta contra la ley de "propaganda homofóbica al estilo (Vladimir Putin), contra las imágenes de odio, la estigmatización de las personas transgénero y el discurso del odio".

Así, miles de personas han salido a la calle este fin de semana para unirse a la protesta. En 2019, el último año en que se celebró la marcha --suspendida en 2020 por el coronavirus-- asistieron unas 20.000 personas, por lo que este año la organización espera una mayor participación.

Para los manifestantes, la legislación ha dividido a la sociedad húngara. "Es indignante. Vivimos en el siglo XXI y estas cosas no deberían suceder. No vivimos ya en tiempos comunistas, esto es la UE y todo el mundo debería poder vivir libremente", ha aseverado un joven manifestante de 27 años.

El evento se celebra días después de que Orban anunciara su intención de convocar un referéndum sobre la nueva legislación, que ha sido objeto de numerosas críticas a nivel nacional e internacional por discriminar y estigmatizar al colectivo.

El Gobierno trata de esta forma de disipar la presión ejercida desde la Unión Europea para revocar la legislación, que según Budapest busca únicamente proteger a la infancia de delitos como la pederastia.

El partido de Orban, Fidesz, sigue defendiendo que las cuestiones sociales de cada país deben ser asuntos nacionales e insiste en que el objetivo del texto es proteger a los niños y no discriminar a los homosexuales.