Actualizado 16/11/2006 13:38:53 +00:00 CET

Iberoam.- Jiménez dice que hay que ordenar los flujos migratorios pero también hacer una labor pedagógica en la sociedad

Considera que Chávez no ha influido en las elecciones de otros países y dice que las conversaciones por las papeleras deben ser discretas

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, afirmó hoy que, aunque es verdad que hay que ordenar los flujos migratorios, también "hay que tratar de hacer una labor pedagógica dentro de la sociedad española" con respecto a este fenómeno porque, en su opinión, Europa "necesita" a los inmigrantes.

Así se pronunció Jiménez durante un desayuno de trabajo con medios de comunicación convocado por el Club Internacional de Prensa, donde consideró que la migración es el "elemento más importante" que determinará las relaciones entre los países a lo largo del siglo XXI.

Por otro lado, insistió en la necesidad de que España fortalezca sus relaciones internacionales en todos los ámbitos, pero especialmente en Latinoamérica, aprovechando la red de intercambios políticos, económicos, culturales y de sociedad civil existentes.

Jiménez hizo hincapié en la necesidad de que el fortalecimiento de la presencia española en Iberoamérica se haga "desde los principios del equilibrio y el respeto", aprovechando la "enorme riqueza y las perspectivas de futuro" que implica ese flujo de relaciones, el cual, según destacó, "surge de forma natural y contribuye a la integración".

Sin embargo, explicó que con todas estas declaraciones no pretende decir que en sus dos meses como secretaria de Estado para Iberoamérica ya se hayan solucionado todos los retos de este departamento, sino que recalcó que "en el equilibrio y ejercicio permanente" está haciendo "una labor que debe ser a largo plazo".

CUMBRE DE MONTEVIDEO

Contestando a las críticas que ha recibido la reciente Cumbre Iberoamericana de Montevideo, la secretaria de Estado rechazó el hecho de que el éxito de un encuentro internacional dependa del número o importancia de los asistentes y, por tanto, destacó el acuerdo al que se ha llegado en el tema de migraciones plasmando en un Documento Común.

Además, Jiménez comentó que se están estudiando los criterios de admisión de otros países a las Cumbres Iberoamericanas tomando en cuenta factores como la lengua, cercanía e integración en la región.

En otro orden de cosas, descartó que el presidente venezolano, Hugo Chávez, haya influido en los procesos electorales de otros países latinoamericanos como Perú y Ecuador, y subrayó que las empresas españolas en Venezuela no están desprotegidas.

A este respecto, explicó que las compañías afincadas en este país no le han mostrado "queja, sino todo lo contrario", al tiempo que destacó el volumen de negocio y de intercambio comercial en América Latina.

VIAJE A MÉXICO

Por otra parte, se refirió a su próximo viaje a México coincidiendo con la toma de posesión del presidente electo, Felipe Calderón. Ante los últimos acontecimientos ocurridos en este país, como el conflicto de Oaxaca o las manifestaciones masivas del principal líder de la oposición, Andrés Manuel López Obrador, Jiménez reiteró que "no es conveniente ni deseable" la intervención ni de España ni de ningún otro estado, "respetando así la fortaleza e importancia de la administración mexicana".

En cuanto al conflicto entre Argentina y Uruguay por la construcción de plantas de celulosa en el margen uruguayo del río fronterizo, la secretaria de Estado prefirió no dar detalles sobre las conversaciones que está llevando a cabo el enviado del Rey Juan Carlos como "facilitador" tanto con Buenos Aires como con Montevideo, ya que "este trabajo tiene que ser discreto".

Finalmente, indicó que el España continúa manteniendo un diálogo político, "crítico en ocasiones", con el Gobierno cubano, con el que se ha reunido en distintos foros internacionales o las Cumbres Iberoamericanas. "Son relaciones correctas y cordiales porque eso es lo que permite ser interlocutores", concluyó.