Iberoamérica.- La Cumbre Iberoamericana abordará la construcción del muro entre EEUU y México tras la firma de Bush

Actualizado 27/10/2006 15:54:35 CET

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

La XVI Cumbre Iberoamericana del 3, 4 y 5 de noviembre en Montevideo (Uruguay) abordará la decisión adoptada ayer por Estados Unidos de construir un muro en su frontera con México, según adelantaron fuentes diplomáticas españolas.

El Ejecutivo de Vicente Fox tiene previsto plantear la cuestión al resto de socios iberoamericanos y no se descarta que presente un proyecto de declaración específica sobre este asunto tras la firma ayer del presidente estadounidense, George W. Bush.

El debate que se genere entre los jefes de Estado y de Gobierno "condicionaría" la postura de México a la hora de buscar el respaldo de los 22 países iberoamericanos en la declaración final de la Cumbre.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, firmó ayer la ley que da paso a la construcción de un doble muro a lo largo de 1.126 kilómetros de la frontera con México, sólo 12 días antes de que se celebren en Estados Unidos las elecciones legislativas y meses después de que fuera planteada por primera vez por la Casa Blanca.

Conocida como la 'Ley del Muro', esta iniciativa legislativa trata de identificar el problema de la inmigración ilegal con un problema de seguridad nacional, en el cual los republicanos se han mostrado especialmente contundentes.

"Desafortunadamente no hemos tenido control total de la frontera en décadas y por ello la inmigración ilegal ha ido en aumento. Tenemos que hacer cumplir nuestras leyes, asegurar nuestras fronteras, y nos tomamos esa responsabilidad seriamente", afirmó Bush en el acto de firma de la ley.

El acto tuvo lugar en el Salón Roosevelt de la Casa Blanca después de que el senador republicano Bill Frist y el representante Dennis Hastert enviaran el documento para que fuera firmado en una fecha cercana a los comicios del próximo 7 de noviembre, lo que pretende convertirse en un golpe de efecto para movilizar al electorado más conservador.

La ley instruye al Departamento de Seguridad Interior a construir tramos del muro en el punto de entrada de la frontera situado en Tecate, en el estado de California; otro entre Calexico (California) y Douglas (Arizona), y uno más entre Columbus (Nuevo México) y El Paso (Texas).

Además, considera la construcción de barreras dobles entre las inmediaciones del punto de entrada en Del Río (Texas) y el de Tagle Pass, así como en 20 kilómetros entre los accesos de Laredo y Brownsville, en Texas. En total, 1.126 kilómetros de doble muro que atravesará cuatro estados.

REFUERZO EN LA FRONTERA

La ley firmada por Bush se une a los más de 8.000 millones de euros que Washington ha destinado para aumentar la seguridad en la frontera sur de Estados Unidos y que incluía la contratación de más de 6.000 agentes para patrullar la línea divisoria con México.

Sin embargo, gobernadores de varios estados, que debían destinar un número determinado de efectivos para la frontera, han asegurado que esta iniciativa no les tuvo en consideración y que tendrían que estudiar el envío de agentes. Además, gobernadores de los estados en los que se construirá el muro han indicado que la vigilancia en el límite entre los dos países no se ha incrementado ni la mitad de lo que se había programado en un principio.