Iberoamérica.- La Junta de CyL defiende sus misiones a Latinoamérica frente a las "acusaciones electoralistas" del PSOE

Actualizado 04/04/2006 20:04:10 CET

FUENSALDAÑA (VALLADOLID), 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta primera de la Junta de Castilla y León, María Jesús Ruiz, defendió hoy los objetivos de los viajes que la Administración regional ha organizado a Chile y Argentina frente a las acusaciones del procurador socialista, Emilio Melero, quien considera que tienen un fin electoral.

Ruiz no quiso entrar en una guerra de cifras con Melero, quien afirmó que la región cerró 2005 con un déficit de casi 171 millones de euros en estos países frente al superávit de más de 80 que defendió la vicepresidenta primera, y aseguró que los datos han sido positivos en los últimos años.

En esta línea, María Jesús Ruiz recordó los cambios que se han producido en los últimos años en Latinoamérica, especialmente en Argentina, donde la inversión extranjera ha aumentado en un 44 por ciento.

Además, afirmó que la reciente visita a México el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, que ahora se encuentra en Chile, vino motivada porque es el primer país en exportaciones para Castilla y León, pero justificó la actual misión regional en que Argentina y Chile son un segundo objetivo porque se encuentran en tercer y sexto puesto en volumen de importación de productos de la Comunidad.

Por ello, la evolución de ambos "permite considerarlos objetivos" por parte de los empresarios, dijo Ruiz, quien aseguró que los resultados de las visitas se verán en las inversiones y en las balanzas comerciales, lo que hará rectificar a los socialistas.

Por su parte, Emilio Melero, volvió a insistir en las declaraciones del secretario regional del PSOE, Ángel Villalba, en las que aseguró que en Latinoamérica hay 21.500 emigrantes castellanoleoneses que también votarán en las elecciones del próximo año.

"A la vista de las noticias que llegan desde allá quizá el objetivo de Herrera no haya sido tan noble", dijo Melero, quien aseguró que a lo mejor no tiene nada que ver con la economía sino con la recogida de votos dentro de un año.