Iberoamérica.- Pajín presenta la estrategia española de cooperación con los pueblos indigenas

Actualizado 07/06/2006 23:06:40 CET

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín, presentó hoy en Madrid la estrategia indígena del Plan Director de la Cooperación Española 2005-2008, y subrayó la necesidad de fomentar el apoyo a estos pueblos respetando su diversidad cultural, su identidad y el entorno en el que viven.

Pajín participó esta tarde en una jornada sobre cooperación española con los pueblos indígenas en la que también estuvo presente Otilia Lux de Cotí, guatemalteca ganadora del XV Premio Bartolomé de las Casas que mañana entregarán los Príncipes de Asturias.

Pajín destacó que dentro de la estrategia española se ha incluido un apartado específico a la cooperación con pueblos indígenas, en el que se adoptará "un papel" y que implica "no sólo el aumento de la cantidad" destinada a este colectivo sino también "la calidad" de los proyectos dedicados, con objeto de "contribuir a articular sus procesos de desarrollo social, político, económico y cultural", expresó la secretaria.

La secretaria de Estado de Cooperación destacó el importante papel de los pueblos indígenas en la conservación del entorno en el que viven, de ahí la importancia de fomentar su autodesarrollo y apoyar la participación de representantes indígenas en los procesos nacionales, regionales e internacionales, líneas que se incluyen en la estrategia española de cooperación.

Asimismo, Pajín anunció que, en el marco de este capítulo de la cooperación española, se incluye la ayuda destinada a los pueblos indígenas de El Salvador y Guatemala, que tras el paso del Huracán 'Stan' fueron los colectivos más afectados, "lo que demuestra la alta vulnerabilidad " en que se encuentran estos pueblos. Así la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), destinará para el período 2006/2007, 52 millones de euros para proyectos de reconstrucción. En este ámbito, la AECI remarca la necesidad de elaborar un protocolo de actuación especial para situaciones que afecten a la población indígena.

Según recordó la secretaria, en el mundo hay más de 5.000 pueblos indígenas en 70 países diferentes, que representan un 5 por ciento e la población mundial, aunque forman parte del 10 por ciento de población más empobrecida del planeta, lo que demuestra que sufren una doble discriminación: "son pobres e indígenas".

Por otra parte, participó en las jornadas la guatemalteca Otilia Lux de Cotí, quien recibió el XV premio Bartolomé de las Casas por su compromiso en la defensa de los Derechos Humanos de los pueblos indígenas y por su participación en los movimientos por la dignidad de las mujeres.

Lux señaló durante su intervención 'La situación de los pueblos indígenas en América Latina: mujeres, niñez y juventud y sus derechos sociales, culturales y políticos', que estos colectivos son los que más exclusión sufren en materia de educación, salud, ingresos y acceso a créditos y a cargos políticos en sus respectivos países.

Según datos del informe de desarrollo humano del PNUD, los indígenas reciben la mitad de los ingresos mensuales que los no indígenas, absorben la mayor parte de trabajos no cualificados y siete de cada diez hogares indígenas son pobres, de los que tres viven bajo la extrema pobreza.

Así, Lux recordó que la situación de los pueblos indígenas y en concreto de los guatemaltecos, tiene una explicación histórica y cultural, ya que han sido objeto de todo tipo de discriminación a lo largo de la historia, y en Guatemala se cometió un genocidio contra el pueblo maya, se provocó la pérdida del tejido social, así como la pérdida de tierras y la quiebra económica de los pueblos.

Por ello, la premiada hizo hincapié en la necesidad de fomentar el respeto a los derechos de los indígenas, tanto individuales como colectivos, y manifestó la necesidad de que no sean excluidos por su cultura o costumbre. Finalmente, reivindicó el derecho de los indígenas a no ser asimilados por otras culturas.

Lux de Cotí fue ministra de Cultura y Deportes de Guatemala entre los años 2000 y 2003. Ocupó el cargo de Comisionada para el Esclarecimiento Histórico sobre la violación de los Derechos Humanos y hechos de violencia en su país y en la actualidad es representante de Guatemala ante el Consejo Educativo de la UNESCO y miembro del Foro Permanente sobre las Cuestiones Indígenas de Naciones Unidas.