¿Qué implica el cierre fronterizo por mar y aire anunciado por Maduro?

Publicado 20/02/2019 11:52:50CET
REUTERS

   CARACAS, 20 Feb. (Notimérica) -

   Este martes, el Gobierno de Nicolás Maduro ordenaba el cierre de la frontera venezolana por el Estado de Falcón, lo que implica prohibir la entrada y salida tanto de barcos como de aviones desde y hacia las islas vecinas de Curazao, Aruba y Bonaire --las tres pertenecientes a las Antillas Neerlandesas--.

   Con esta decisión esta región del noroeste venezolano queda indefinidamente cerrada, pues desde el Ejecutivo no se ha adelantado el tiempo que durará la medida.

   Para la oposición venezolana, este cierre supone un nuevo intento por parte del mandatario de bloquear la entrada de ayuda humanitaria que llega procedente de otros países y que ya se acumula desde hace semanas tanto en Cúcuta (Colombia) como en Roraima (Brasil), en Miami y en Curazao.

   El cierre de la frontera no solamente imposibilitará la entrada de ayuda humanitaria, sino que afectará por completo a las actividades de vuelos comerciales y privados entre Venezuela y las tres islas, así como al tráfico de embarcaciones. De este modo, se bloquea cualquier entrada o salida de bienes y servicios tanto con fines comerciales como con fines privados, según informan varios medios.

   Hasta el momento, en los cuatro centros de acopio hay más de 18 millones de dólares en ayuda humanitaria como resultado de las donaciones de Italia, España, Reino Unido y Alemania, así como 70 toneladas de medicinas y alimentos donados por Francia.

   En respuesta a la decisión del país vecino, la oficina del primer ministro de Curazao, Eugene Rhuggenaath, ha emitido un comunicado en el que ha confirmado que Venezuela cerró la frontera "para evitar que entre la ayuda humanitaria", antes de resaltar que, aunque no forzará la entrada de ayuda, la isla seguirá operando como centro logístico.

   Por su parte, la oposición de Maduro a la entrada de ayuda humanitaria se enmarca dentro de la creencia del presidente de que lo que realmente buscan los países que envían tal ayuda, así como los que hacen de centro logístico, es "entrar en Venezuela y ocupar espacio en nuestro país".

   Según la Agencia Venezolana de Noticias, el cierre se ha producido en el marco de la operación 'Centinela' que las Fuerzas Armadas activaron hace cuatro meses con el objetivo de "resguardar el territorio de posibles incursiones no autorizadas".

   Tras el anuncio, el ministro de la Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, descartó que los militares vayan a ceder a las presiones internacionales y ratificó "el respaldo de las fuerzas armadas a Maduro", de acuerdo con 'El Nuevo Herald'. El jefe militar también envió un mensaje al presidente estadounidense, Donald Trump, a quien advirtió de que no se dejarán "chantajear".

   "Si nos quieren sancionar, sancionen. Si nos quieren chantajear, chantajeen, pero no lo van a lograr, antes van a tener que pasar por nuestros cadáveres", sostuvo. Además, remarcó que "los militares no aceptarán la imposición de un gobierno títere", en referencia a la autoproclamación como presidente interino del jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, que ya ha sido reconocido por numerosos países.

   Guaidó, en declaraciones a los medios y apelando a la Constitución venezolana, ha asegurado que "toda la entrada de ayuda se va a producir". "La transición es un hecho en Venezuela", concluyó.

Para leer más