Publicado 13/04/2021 15:05CET

Imputado el expresidente Blaise Compaoré por el asesinato de Thomas Sankara durante el golpe de 1987 en Burkina Faso

Archivo - El expresidente de Burkina Faso Blaise Compaoré
Archivo - El expresidente de Burkina Faso Blaise Compaoré - CHIP SOMODEVILLA/GETTY IMAGES - Archivo

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal militar de Burkina Faso ha imputado este martes al expresidente Blaise Compaoré por su supuesta implicación en el asesinato en octubre de 1987 de su predecesor, Thomas Sankara, en el marco de un golpe de Estado en el país africano.

El tribunal ha imputado a un total de catorce personas en el marco del caso, en el que el exmandatario está acusado de atentado contra la seguridad del Estado, complicidad en un asesinato y ocultación de cadáveres, entre otros cargos.

Así, el tribunal ha emitido una orden de arresto contra Compaoré y Hyacinthe Kafando, otro de los acusados en el caso, según ha informado el portal burkinés de noticias Burkina 24. Entre los imputados figura también, Gilbert Diendére, 'brazo derecho' de Compaoré.

El tribunal militar reabrió en febrero de 2020 la investigación en torno al asesinato de Sankara, tras recibir poco antes documentos desclasificados por Francia y que están relacionados con el asesinato del entonces presidente, un revolucionario marxista que presidió el país entre 1983 y 1987.

Además, las autoridades emitieron órdenes de arresto contra Compaoré, expulsado del poder en 2014 tras una oleada de movilizaciones contra su intención de modificar la Constitución para presentarse a un nuevo mandato al frente del país, y contra Kafando, su jefe de seguridad en el momento del asesinato.

Sankara, conocido como el 'Che Guevara africano' fue asesinado tras el golpe de Estado encabezado por Compaoré junto a doce oficiales y su cadáver fue desmembrado y enterrado en una tumba anónima. Su figura sigue siendo enormemente respetada en el país y en el continente por su lucha contra el colonialismo y su panafricanismo.

Durante la estancia de Compaoré en la Presidencia las autoridades bloquearon las peticiones de la familia del exmandatario para exhumar los restos, y el propio Compaoré argumentó que "los hechos son conocidos" y que "no tenía nada que ocultar".