Actualizado 19/02/2012 6:36:48 +00:00 CET

Un incendio arrasa tres mercados y deja 15 heridos en Tegucigalpa

TEGUCIGALPA, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

Al menos quince personas han resultado heridas este sábado en un nuevo incendio que ha arrasado tres mercados de Comayagüela, en Tegucigalpa, apenas tres días después de que un incendio en una cárcel hondureña acabara con la vida de 358 reclusos. Las autoridades calculan que unos 2.000 comerciantes han resultado damnificados por el siniestro.

"En total son diez personas, tres en medicina interna y siete en el área de cirugía", ha precisado el director del hospital Escuela de Tegucigalpa, Marcos Molinero. Otras cinco personas más han ingresado en el centro hospitalario.

La mayoría de las personas que están siendo atendidas son vendedores que trabajan en los mercados de Las Américas, Colón, Álvarez, San Isidro y Galindo, y que han tratado de salvar sus puestos. Molinero no ha descartado que vayan llegando más víctimas.

Como respuesta, el presidente de Honduras, Porfirio Lobo, ha convocado al Consejo de Ministros para celebrar una reunión de urgencia para abordar la estrategia de apoyo que se proveerá a los ciudadanos de Comayagüela.

Lobo ha hecho un llamamiento a "la esperanza" y ha prometido este sábado que ayudará a los cientos de comerciantes que se han visto damnificados por este incendio que se ha declarado al mediodía (por la tarde hora peninsular española).

Las acciones estarán dirigidas a "ayudar en todo lo que sea posible" a los afectados y a estudiar las formas de revertir las ingentes pérdidas que provocará este incendio, ha afirmado Lobo. Unas 2.000 personas podrían haberse visto perjudicadas por el siniestro, según ha recogido el diario hondureño 'El Heraldo'.

"HAY ALGO RARO"

El alcalde de Tegucigalpa, Ricardo Álvarez, ha manifestado que "hay algo raro" en el incendio que se ha producido en los mercados de Comayagüela y ha argumentado que el fuego "se propagó de un mercado a otro como nunca había pasado antes".

Por esta razón, Álvarez ha anunciado que se emprenderá una "profunda investigación" para aclarar las circunstancias del siniestro y, en concreto, para clarificar si ha sido intencionado.

"Algo está pasando y no puede seguir así, tenemos que ser más solidarios", ha dicho Álvarez, quien ha sostenido que estos incendios pretenden desestabilizar el país y la capital hondureña.

Asimismo, ha pedido a la embajadora estadounidense, Lisa Kubiske, que los equipos de trabajo norteamericanos que está investigando el incendio en la prisión que acudan a Tegucigalpa para "analizar las causas acá en los mercados para descartar que haya algo raro". "En mi indignación por esto, quiero pedirle ayuda para que se haga justicia en este caso", ha apostillado.

En este contexto, está previsto que el Gobierno local emita un decreto de emergencia a causa de los daños causados por el incendio.

Al igual que el presidente Lobo, el alcalde de Tegucigalpa ha prometido a los afectados que recibirán ayuda de las autoridades y que construirá un "nuevo y gran mercado". Álvarez ha dejado entrever que los mercados podrían trasladarse a otra parte de la ciudad, en vistas a que cada año son objeto de inundaciones. "Nosotros ponemos los terrenos y al final los locatarios serán los propietarios", ha propuesto.

"Esto ha sido una desgracia, estaré aquí con el pueblo, ayudando en todo lo que sea posible, si es necesario ponerme bultos en la espalda pues lo voy a hacer", ha exclamado Álvarez.