Publicado 07/12/2021 19:15CET

Los incendios forestales de 2021 generaron 1.760 megatoneladas de emisiones de carbono, según Copernicus

Declarado un incendio forestal en Cómpeta
Declarado un incendio forestal en Cómpeta - PLAN INFOCA

   La zona más afectada por los fuegos este año ha sido el Mediterráneo y España está entre los países más dañados

   MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Los científicos del Servicio de Vigilancia Atmosférica de Copernicus (CAMS) han seguido de cerca las emisiones de gases procedentes de los incendios forestales ocurridos en 2021, así como su impacto en la atmósfera en todo el mundo, de lo que se ha determinad que, estos fuegos han generado unas 1.760 megatoneladas de emisiones de carbono.

   Tal y como informa el propio servicio, este trabajo se ha realizado a través de la observación de fuegos activos realizadas por satélite para calcular en tiempo prácticamente real las emisiones de gases nocivos procedentes de los incendios y predecir su impacto en la calidad del aire y en la atmósfera.

   A través de estos datos, Copernicus ha señalado que, en este 2021, también se registraron algunas de las mayores emisiones estimadas en varias regiones del mundo, en base a los 19 años de datos del Sistema Mundial de Asimilación de Datos sobre Incendios (GFAS) del CAMS.

   En concreto, señala que , en abril de este año se observó una persistente e intensa actividad de incendios en Siberia occidental y

   Canadá. El patrón de actividad observado por los científicos del CAMS, según se recoge en el estudio, coincidió con elevadas anomalías de la temperatura en superficie en estas regiones.

   Del mismo modo, destaca que, en el verano de 2021 se produjeron una serie de incendios forestales extremos que provocaron las mayores estimaciones de emisiones de gases nocivos en algunos de los meses que figuran en los registros.

   Desde el servicio han explicado que, en estos casos no sólo se vieron afectadas zonas enormes durante el verano, sino que la persistencia e intensidad de los fuegos fueron notables. Así, señala a vastas extensiones de Norteamérica, Siberia, el este y el centro de la región mediterránea, además del norte de África, como zonas que se vieron afectadas.

   En este sentido, desde el CAMS también han especificado que Turquía fue el país más afectado en julio, con una intensidad diaria de los incendios en niveles muy elevados y muy superiores a la media de su entorno.

   Pero el servicio también señala como otros países también afectados por los incendios a Grecia, Italia, Albania, Macedonia del Norte, España, Argelia y Túnez.