Publicado 18/06/2020 11:27CET

India/China.- El enfrentamiento en la frontera genera llamamientos al boicot de productos chinos en India

India/China.- El enfrentamiento en la frontera genera llamamientos al boicot de
India/China.- El enfrentamiento en la frontera genera llamamientos al boicot de - Irfan/PTI/dpa - Archivo

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La muerte de una veintena de soldados indios en un enfrentamiento en la frontera con China ocurrido el lunes ha generado una ola de rechazo y malestar hacia el país vecino en India, con llamamientos a boicotear los productos del gigante asiático.

Así, algunos responsables locales han pedido que se anulen los contratos alcanzados con empresas chinas para la realización de algunos proyectos de infraestructura en el país, mientras que la Confederación Nacional de Comerciantes de India ha publicado un mensaje en el que pide a Bollywood, como se conoce a la meca del cine en el país, así como al mundo del deporte que boicoteen los productos chinos.

"La sangre de todos los indios está hirviendo con un fuerte sentido de venganza y una firme resolución de devolver (el ataque) a China, no solo militarmente sino económicamente", han asegurado los comerciantes. Por eso han lanzado una campaña para boicotear los productos chinos en el país y confían ahora en que el mundo del espectáculo y el del deporte la respalden y dejen de servir de imagen para dichos productos.

"Vuestra participación será muy significativa a la hora de motivar no solo a la población de India sino particularmente a las fuerzas que están estacionadas en las fronteras del país para proteger a la nación de la agresión china en condiciones adversas", han subrayado. "Esperamos una respuesta positiva e inmediata de la hermandad de las celebridades indias", han remachado.

Por su parte, el secretario general del gobernante BJP, Ram Madjav, ha señalado que el primer ministro, Narendra Modi, ya ha dejado claro que "cada pulgada de nuestro territorio será protegida". "También adoptaremos medidas en otras áreas", ha añadido, precisando que además de proteger las fronteras también "se honrarán los sentimientos de los indios que quieren que se adopten medidas económicas".

Madjav ha incidido en que India "importa productos químicos, piezas de teléfonos móviles y botones". "¿Son tan esenciales como para importarlos? Pueden ser fabricados en India", ha sostenido, apostando por "reducir las importaciones de otros países, pero específicamente de China". "Si la gente quiere boicotear los productos chinos, respectamos sus sentimientos", ha asegurado, según informa el diario 'Times of India'.

LAS VÍCTIMAS, ENTERRADAS

Entretanto, los militares muertos en la pelea, en la que solo se emplearon porras y barras y no hubo disparos, están siendo enterrados este jueves en sus lugares de origen en medio de ceremonias multitudinarias.

Este miércoles, el primer ministro indio ha asegurado que el "sacrificio" de los soldados muertos "no será en vano" y advirtió de que "la soberanía y la unidad del país es lo más importante para India".

"Nadie debería tener ninguna duda. India quiere la paz pero si le provocan, es capaz de dar una respuesta adecuada en cualquier situación", previno, subrayando que cuando ha sido necesario ha quedado demostrada su "fuerza y capacidades".

A la conversación telefónica mantenida el miércoles por los ministros de Exteriores de los dos países, en la que ambos insistieron en responsabilizar al otro de lo ocurrido en el valle de Galwan, en Ladaj, este jueves se han reunido oficiales de alto rango de los dos países en la zona donde se produjo el enfrentamiento, según informa la cadena NDTV.

Según India, fueron los soldados chinos los que no respetaron el consenso alcanzado en la zona y los que actuaron de forma indebida, agrediendo a un coronel y desencadenando la pelea, mientras que China insiste en que los militares indios llevaron a cabo acciones provocativas y cruzaron del otro lado de la Línea de Control Actual (LAC, por sus siglas en inglés) que hace las veces de frontera

El Ejército indio reconoció que 20 militares murieron, en su mayoría de hipotermia y al no haber podido ser evacuados para recibir atención por las heridas sufridas hasta la mañana siguiente. Por el lado chino, los medios indios han señalado, citando a diversas fuentes, que habrían sufrido entre 35 y 45 víctimas, entre muertos y heridos, si bien Pekín no ha ofrecido ningún balance.