Publicado 09/12/2021 11:16CET

India pone en libertad bajo fianza a la activista Sudha Bharadwaj tres años después de su detención por terrorismo

Archivo - Imagen de archivo de una bandera de India.
Archivo - Imagen de archivo de una bandera de India. - Arun Sharma/PTI/dpa - Archivo

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

La influyente activista india y abogada defensora de los Derechos Humanos Sudha Bharadwaj ha sido puesta este jueves en libertad bajo fianza tres años después de su detención por presuntamente conspirar para incitar a la violencia en el marco de las leyes antiterrorismo.

Bharadwaj es una de las 16 personas --entre ellas activistas, abogados y académicos-- que han sido arrestados entre 2018 y 2020 en el marco de dicha la Ley de Prevención de Actividades Ilegales (UAPA, por sus siglas en inglés) e imputados por incitación a la violencia y delitos similares, incluido el de apoyar a rebeldes maoístas.

Sin embargo, el Tribunal Superior de Bombay ha decretado para ella la puesta en libertad bajo fianza, por lo que pasará a ser puesta en libertad junto al activista Varavara Rao, de 81 años. El resto de detenidos siguen en prisión, según informaciones de la cadena NDTV.

Entre ellos se encontraba también Stan Swamy, un misionero jesuita de 84 años que murió en prisión después de que se le negara en varias ocasiones la puesta en libertad bajo fianza.

Bharadwaj, de 60 años, ha tenido que hacer entrega de su pasaporte y tendrá que permanecer en Bombay, ciudad que no podrá abandonar sin el visto bueno de la corte. Tampoco podrá hablar del caso con la prensa o realizar llamadas a nivel internacional.

La Unión Popular por las Libertades Civiles (PUCL, por sus siglas en inglés) ha aplaudido la decisión de la Justicia india y ha expresado que se trata de una especie de "reconocimiento a la lucha por parte de grupos defensores de los Derechos Humanos contra la UAPA".

"Indica un cambio en el estado de ánimo del público en general y la mentalidad judicial hacia el reconocimiento de la UAPA como una herramienta injusta y antidemocrática para reprimir cualquier punto de vista que el Gobierno considere problemático", ha señalado la organización.