Publicado 08/02/2021 16:18CET

India.- El primer ministro de India pide a los agricultores acabar con las protestas tras más de dos meses de disturbios

11 November 2020, India, New Delhi: Indian Prime Minister Narendra Modi wears a face mask during a victory celebration for Bihar state assembly election and several by-elections in other states at the New Delhi BJP party's headquarters. The National Democ
11 November 2020, India, New Delhi: Indian Prime Minister Narendra Modi wears a face mask during a victory celebration for Bihar state assembly election and several by-elections in other states at the New Delhi BJP party's headquarters. The National Democ - Naveen Sharma/SOPA Images via ZU / DPA - Archivo

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de India, Narendra Modi, ha pedido este lunes a los agricultores que han protagonizado una fuerte ola de protestas en todo el país desde el pasado mes de noviembre que pongan fin a las manifestaciones.

Modi, que ha defendido el paquete de leyes que se encuentra en el centro de las protestas y ha criticado a los partidos opositores por "permanecer en silencio" ante lo sucedido en el país, ha insistido en que su Gobierno mantendrá el sistema de adquisiciones que garantiza a los trabajadores precios mínimos para sus productos y les protege de los cambios en el mercado.

"Acabad con vuestras protestas y nos sentaremos todos juntos a hablar. Estamos preparados para mantener conversaciones y os invito al diálogo desde el Parlamento", ha dicho Modi durante una sesión, según informaciones de la cadena NDTV.

Así, ha pedido al resto de diputados "no hacer eco de desinformación" y ha instado a "avanzar" en vez de caminar "hacia atrás". "Tenemos que darle una oportunidad a estas reformas", ha aseverado.

En el centro del conflicto, que ha llevado a miles de agricultores ha salido a la calle durante más de dos meses, se encuentra un paquete de leyes aprobado en septiembre para desregular la comercialización y el almacenamiento de productos agrícolas.

Los afectados exigen la revocación inmediata de las tres leyes que, según dicen, afectarán sus ingresos, beneficiarán a las grandes corporaciones y desmantelarán un sistema de adquisiciones que les garantiza precios mínimos para sus productos y les protege de los caprichos del mercado. El Gobierno, por contra, asegura que las leyes aumentarán la productividad agrícola y liberarán a los agricultores de las garras de los intermediarios.