Actualizado 16/07/2012 07:31 CET

Los indígenas de Cauca piden a las FARC y al Ejército que abandone el departamento

BOGOTÁ, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los indígenas del departamento de Cauca, ubicado en el suroeste de Colombia, han enviado sendas cartas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y al Ejército para que guerrilleros y militares abandonen la región.

La carta a la guerrilla está dirigida al jefe de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverry, alias 'Timochenko', al que dan un plazo de 24 horas, que expirará la medianoche del martes (7.00 horas en España) para "alejarse de los sitios poblados y no usar armas de efecto indiscriminado, como cohetes y minas antipersona".

"No necesitamos su presencia porque la guerrilla no nos trae tranquilidad. Ustedes atacan a la población civil e irrespetan nuestra autoridad y nuestra justicia", reza la misiva, según informa Caracol Radio.

En la otra carta, dirigida al comandante del Ejército en Cauca, el general Jorge Humberto Jerez, dan un plazo de tres días a los militares para que se retiren de tres sectores que el Gobierno considera estratégicos para la seguridad del departamento.

El líder indígena Feliciano García ha explicado que la petición realizada al Ejército obedece a que las tropas colombianas no han cumplido sus objetivos en Cauca: acabar con el narcotráfico y con la presencia de la guerrilla.

Los indígenas han leído sendos comunicado a la prensa minutos antes de reunirse con el ex juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que, junto a la Iglesia Católica, ha aceptado mediar en el conflicto entre el Gobierno y las comunidades nativas.

Garzón y el sacerdote de la Compañía de Jesús Francisco Roux se han reunido a las 19.30 horas del domingo (2.30 horas del lunes en España) en la Casa de la Guardia Indígena del municipio de Miranda, ubicado en el norte del departamento, para intentar alcanzar un acuerdo.

Según el diario 'El Tiempo', en el encuentro las comunidades nativas han trasladado al ex magistrado y al religioso su propuesta de desmilitarizar el departamento y de que la Guardia Indígena asuma las competencias de seguridad.

Desde hace una semana, la Fuerza Pública --militares y policías-- se enfrenta a las FARC en Cauca, después de que la guerrilla lanzara una de sus mayores ofensivas contra el departamento. El municipio más afectado por la violencia es Toribío, con 3.000 desplazados. Además, dos militares murieron el pasado jueves al caerse el avión en el que viajaban a la altura del municipio de Jambaló.

En este contexto, los indígenas de Cauca, que se han declarado ajenos al conflicto armado, han exigido al Gobierno que retire a la Fuerza Publica del departamento para evitar más muertes. Si bien, el presidente del país, Juan Manuel Santos, se ha negado, alegando que ello permitiría el avance de la guerrilla.

"Nosotros también estamos cansados de la guerra, pero por ningún motivo podemos desmilitarizar un solo centímetro de nuestro territorio. La Fuerza Pública está aquí y aquí se va a quedar, no va a ninguna parte", dijo Santos, al término de un Consejo de Seguridad celebrado en Toribío.