Indonesia.- Más de un millón de niños han recibido ayuda humanitaria desde el terremoto de 2018 en la isla Célebes

Publicado 27/09/2019 22:06:26CET
Indonesia.- Más de un millón de niños han recibido ayuda humanitaria desde el te
Indonesia.- Más de un millón de niños han recibido ayuda humanitaria desde el te - UNICEF/ARIMACS WILANDER - Archivo

MADRID, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

Más de un millón de niños y sus familias han recibido ayuda humanitaria desde que hace un año un terremoto y el posterior tsunami dejaron más de 2.000 muertos en la isla indonesia de Célebes, según ha informado el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

El tsunami y el seísmo acabaron el 28 de septiembre de 2018 con la vida de más de dos millares de personas y dejaron heridas graves a unas 4.400, además de que unos 525.000 niños se quedaron sin acceso a servicios básicos de nutrición, salud y educación.

En su respuesta inicial, UNICEF y las organizaciones aliadas apoyaron a las autoridades locales con servicios urgentes, como el seguimiento familiar para reunir con sus familias a 49 niños que habían quedado solos, o apoyo psicosocial para 21.000 niños y jóvenes que sufrían un trauma tras el desastre, según ha contado en un comunicado la agencia de Naciones Unidas.

En los meses posteriores al terremoto, unos 72.000 padres recibieron consejo sobre alimentación infantil para garantizar que sus hijos siguieran teniendo una nutrición adecuada y más de 776.000 niños fueron vacunados contra el sarampión y la rubeola, según UNICEF. "Hasta la fecha, más de 450.000 personas han tenido acceso a agua potable y 320.000 han recibido acceso a servicios de agua, saneamiento e higiene", ha señalado la organización no gubernamental.

UNICEF ha explicado que, para fortalecer la resiliencia y garantizar una mejor protección ante posibles futuras situaciones de emergencia, durante este último año los trabajadores sociales han recibido formación sobre apoyo psicosocial y reunificación familiar y los trabajadores sanitarios sobre nutrición infantil y gestión de enfermedades infantiles.

"En un país propenso a sufrir desastres naturales, es fundamental trabajar juntos para ayudar a los niños más vulnerables. Pero es incluso más importante construir un mundo que sea realmente resiliente y que proteja a sus habitantes más valiosos, los jóvenes", ha afirmado Debora Comini, representante de UNICEF en Indonesia.

Recientemente, UNICEF, con el apoyo del Gobierno indonesio, ha realizado evaluaciones de la seguridad de las escuelas en cerca de 1.200 edificios, de los que 135 fueron declarados seguros. "Esto significa que todavía hay un gran número de escuelas no seguras por sufrir daños --desde leves hasta muy graves-- y miles de niños siguen estudiando en espacios temporales de aprendizaje", ha explicado la agencia de Naciones Unidas.

UNICEF ha hecho hincapié en que, en los próximos meses y años, una acción fundamental de todos los aliados será "construir hogares y escuelas permanentes". "También es muy importante garantizar que, en esos edificios permanentes, los niños tengan acceso a educación de calidad y soluciones sostenibles en materia de atención sanitaria y saneamiento seguro. UNICEF y sus aliados están apoyando al Gobierno para fortalecer el sistema urbano de infraestructuras de agua y saneamiento, entre otras tareas", ha concluido.