¿Cómo influye la comunidad hispana en Estados Unidos?

Actualizado 17/09/2016 10:29:46 CET
REUTERS

   MADRID, 17 Sep. (Notimérica) -

   Este jueves se celebró en la Casa América de Madrid (España) una conferencia en la que se ha abordado la influencia de las comunidades hispanas en Estados Unidos, debido a la cercanía de sus próximas elecciones presidenciales en el mes de noviembre.

   Para la ponencia --patrocinada por la Universidad de Alcalá y el Instituto Franklin-- se ha contado con la participación del profesor de Long Island Carlos López, el asesor de la Oficina para la Ejecución de la Reforma de la Administración y la Transparencia en la Vicepresidencia del Gobierno, Gregorio Laso; y el director general de The Hispanic Council, Daniel Ureña.

   La neumonía que afecta a la salud de la candidata demócrata, Hillary Clinton, parece estar posicionando a los estadounidenses hacia el lado republicano, cuyo representante es Donald Trump, una persona capaz de generar noticias sensacionalistas cada día por su especial interés en desplazar a los mexicanos del país actualmente presidido por Barack Obama.

   Por su parte, Clinton está llevando a cabo una campaña electoral en favor de los ciudadanos afroestadounidenses e hispanos, que en su mayoría pertenecen a Puerto Rico y el país con el que hace frontera, presidido por Enrique Peña Nieto. Pero, este tipo de iniciativas ¿de qué manera influyen en el voto final de los latinoamericanos que viven en EEUU?

   En las últimas décadas, el crecimiento de la población hispana asentada en territorio estadounidense ha sido bastante notable. Así, de los 319 millones de personas que viven en Estados Unidos, 55.4 millones son hispanos. La tendencia de llegada se elevó durante las décadas de los 80 y 90 pero desde principios del siglo XXI a la actualidad, las estadísticas han disminuido.

   El motivo de este descenso se debe al endurecimiento de políticas migratorias y los controles de seguridad en la frontera entre ambas nacionalidades. Esto, junto con que ahora el crecimiento de la comunidad hispana se debe a los nacimientos en territorio estadounidense, hace que la permanencia de la lengua hispana peligre.

   Sin embargo, una de las principales cuestiones que se estudió en la conferencia --en la que también se presentaba la revista 'Tribuna Norteamericana'-- fue si realmente se puede denominar 'español' a la forma de hablar en estados como California o Texas, que son los lugares donde habitan más hispanos.

   Uno de los ponentes en la mesa redonda, el profesor Carlos López, indicó que en realidad lo que se habla es una mezcla entre español e inglés pero nunca un español claramente delimitado, esto es, una especie de 'spanglish'.

CAMPAÑAS POLÍTICAS EN ESPAÑOL

   Hillary Clinton apuesta por aprovechar el punto más débil y xenófobo de Donald Trump para impulsar el apoyo a la comunidad hispana en Estados Unidos. Es importante, por tanto, destacar de qué manera se dirige su campaña electoral a los hispanohablantes.

   "Es un punto importante el hecho de que Hillary Clinton haya creado una cuenta oficial en Twitter en español, como también lo ha hecho la Casa Blanca", ha indicado Daniel Ureña.

   De esta manera, el mundo de la política ha contemplado la idea de generar una forma de atraer su voto. De hecho, este mes se celebra el 'Mes de la Herencia Hispana' entre el 15 de septiembre y el 15 de octubre, que tiene el objetivo de rendir tributo a las contribuciones de los hispanos a la cultura estadounidense.

   Se trata de una propuesta del presidente Lyndon B. Johnson en el año 1968 que se ha extendido a la actualidad. Durante estas fechas, se realizan distintas actividades desde el punto de vista institucional, artístico y cultural.

   En favor de la candidata demócrata, Ureña ha indicado que el senador y actual candidato a la vicepresidencia de los EEUU, Tim Kaine, es una especial propuesta para la comunidad hispana, ya que conoce muy bien su cultura y línea de pensamiento.

   No obstante, la idea de introducir el español en materia política no es ninguna novedad, ya que la Primera dama de los Estados Unidos y esposa del presidente John F. Kennedy, Jacqueline Kennedy, lo hizo durante la campaña política de su marido en 1960.

   "En los años 70 no hubo intento de conectar con la población hispana pero con el presidente George W. Bush llevó a cabo la campaña más efectiva de la política en el 2004 y, a partir de ahí, el uso de portavoces en español ha ido creciendo", ha incluido Ureña en la presentación.

   

   La cuestión es que la mayoría de latinoamericanos que viven en EEUU son bilingües, siendo el inglés la principal lengua utilizada. Así, frente a este tipo de iniciativas, muchos no se sienten identificados con el mensaje en español y la gente reacciona de forma negativa ya que "más que la forma, lo que importa es el contenido", ha añadido López.

POLÍTICA Y SUBTEXTO

   En relación a las anteriores elecciones presidenciales en las que salió vencedor por segunda vez Barack Obama, se ha abordado la importancia del registro de los hispanohablantes en EEUU. De este modo, hace cuatro años, 24 millones de personas tenían el derecho a voto y solo lo ejercieron 12 millones.

   "El voto hispano siempre ha estado dividido entre republicanos y demócratas", ha incluido Carlos López. "Este año, por primera vez, muchos hispanos se han declinado por los demócratas debido a la actitud de Trump", ha añadido.

   Ante dicho escenario, han aumentado las campañas para incentivar a los hispanos a registrarse como ciudadanos norteamericanos para potenciar el apoyo a la candidata Hillary Clinton.

   A pesar de las claras diferencias entre ambos partidos, se unieron en cierta forma tras el fatídico atentado terrorista en un club gay de Orlando (Florida) el pasado mes de junio, considerada la peor matanza del país desde el 11-S.

   Este hecho no solo ha condicionado los meses restantes que le quedan a Obama en la presidencia, sino que también serán importantes en la elección del nuevo candidato, ya que la mayoría de personas que fallecieron eran puertorriqueños.

   "Los hispanos, tradicionalmente han votado al partido demócrata, sin embargo hay más hispanos en las filas del partido republicano", ha comentado Ureña. No obstante, estos siempre han sido considerados como 'el gigante dormido', ya que están creciendo mucho pero votan muy poco", ha concluido.