Publicado 13/11/2020 12:59CET

Irak.- ACNUR lamenta el caótico cierre de campamentos de desplazados en Irak antes de la llegada del invierno

Refugiados iraquíes
Refugiados iraquíes - ACNUR - Archivo

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

La agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha redoblado sus esfuerzos para proteger a los desplazados internos de Irak que intentan regresar a sus hogares ante la inminente llegada de un invierno que se presume devastador en el país por la reciente decisión del Gobierno de acelerar el cierre de varios campamentos, que según la agencia se está llevando a cabo de manera caótica.

ACNUR lamenta la forma en la que el Gobierno iraquí ha comenzado a cerrar, desde el pasado 18 de octubre, diez campamentos de Bagdad, Kerbala, Diyala, Anbar, Nínive y Kirkuk -- antes de anticipar nuevos cierres antes de finales de año --. Un total aproximado de 250.000 personas se verán afectadas por esta medida, 48.000 de ellas solo este mes.

"La información proporcionada por el Gobierno sobre los calendarios de cierre ha cambiado de un día para otro y ha creado incertidumbre en muchas familias", ha declarado, en este sentido, el portavoz de ACNUR Babar Baloch este viernes desde Ginebra.

El portavoz apunta a que muchos de los desplazados han objetado contra el cierre de los campos por las condiciones actuales y la inseguridad que todavía reina en las zonas donde viven, por no mencionar que muchos de ellos solo han recibido dos días de preaviso para dejar los campamentos.

Ante esta tesitura, algunos desplazados han conseguido reunir el dinero suficiente como para pagarse un alquiler, aunque temen que acaben desahuciados a corto plazo. Otros de los consultados han decidido vivir en residencias con amigos y familia, normalmente abarrotadas.

"Hemos expresado nuestras preocupaciones al Gobierno, al que hemos recordado que algunos de estos cierres han ocurrido sin preaviso", ha indicado el portavoz, antes de recalcar su especial preocupación con los desplazados del centro y el oeste de Irak, arrasados tras años de combate, y donde el diálogo intercomunitario para facilitar su retorno brilla por su ausencia.

Para intentar paliar la situación, ACNUR ha puesto en marcha un protocolo de información para aclarar los plazos de cierre a los desplazados así como las opciones para aquellos que no pueden volver todavía a sus hogares.

Asimismo, ACNUR entregará "asistencia monetaria puntual" para ayudar a las familias a satisfacer sus necesidades inmediatas en los próximos meses de invierno y "brindará asistencia legal a las familias para obtener la documentación necesaria a su retorno, además de contribuir a la rehabilitación de las infraestructuras en las zonas donde vayan a volver".

Contador