Publicado 24/04/2020 17:49CET

Irak.- Arranca en Alemania el juicio por genocidio contra un miembro de Estado Islámico por la muerte de una niña yazidí

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de la ciudad alemana de Frankfurt ha abierto este viernes el juicio a un iraquí que supuestamente pertenecía a Estado Islámico y que ha sido acusado de genocidio por dejar morir de sed a una niña yazidí de cinco años.

El hombre, identificado como Taha A.J., fue imputado en octubre de 2019 por presuntamente encadenar al sol a la niña, a la que había comprado como esclava durante el 'califato' yihadista en zonas de Irak y Siria, y dejar que muriera deshidratada.

El sospechoso fue detenido en Grecia en mayo de 2019 y posteriormente entregado a Alemania, donde ha sido igualmente acusado de crímenes contra la Humanidad, crímenes de guerra y tráfico de personas.

El hombre habría comprado en 2015 como esclavas a la niña y a su madre, miembros de un grupo de yazidíes capturados por Estado Islámico en Irak. El hombre encadenó a la niña por orinarse en la cama, tal y como ha recogido 'Bild'.

Según afirmó la Fiscalía tras la imputación, tanto el acusado como su esposa, una mujer de nacionalidad alemana identificada como Jennifer W., proporcionaban a ambas comida y agua insuficiente.

Además, el hombre supuestamente prohibió a sus prisioneras practicar su religión y las obligó a convertirse al islam, leer el Corán y rezar regularmente, además de agredirlas en repetidas ocasiones.

Jennifer W. está siendo juzgada en un proceso separado al de su marido tras ser acusada de tener conocimiento de las acciones del acusado y no intervenir.

Los yihadistas asesinaron y secuestraron a más de 9.000 miembros de la comunidad yazidí, en lo que Naciones Unidas ha descrito como una campaña de genocidio contra ella. Líderes de la comunidad han señalado que cerca de 3.000 personas siguen desaparecidas.

Desde la liberación de los territorios de minoría yazidí ocupados por Estado Islámico han sido halladas decenas de fosas comunes con numerosos cuerpos de miembros de esta comunidad, a la que los yihadistas consideraban "adoradores del demonio".

El juicio ha arrancado un día después de la apertura de procedimientos en Alemania contra dos supuestos agentes secretos sirios acusados de torturas, asesinato y violación de varios miles de presos en una cárcel de la capital, Damasco, entre 2011 y 2012, en las primeras etapas de la guerra en el país árabe.

El proceso que arrancó el jueves es el primero en el que se procesará a personas sospechosas de cometer torturas bajo mando del presidente sirio, Bashar al Assad, desde el inicio de la guerra.