Publicado 19/11/2021 17:54CET

Irak.- Cientos de manifestantes proiraníes vuelven a protestar en Bagdad contra los resultados de las elecciones

06 November 2021, Iraq, Baghdad: People inspect burned out tents outside Baghdad's Green Zone following the clashes between anti-riot police and supporters of pro-Iran Shiite militias who had camped outside Baghdad's Green Zone. Photo: Ameer Al Mohammedaw
06 November 2021, Iraq, Baghdad: People inspect burned out tents outside Baghdad's Green Zone following the clashes between anti-riot police and supporters of pro-Iran Shiite militias who had camped outside Baghdad's Green Zone. Photo: Ameer Al Mohammedaw - Ameer Al Mohammedaw/dpa

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

Cientos de manifestantes afiliados a grupos de milicias proiraníes han vuelto a salir este viernes a las calles de la capital de Irak, Bagdad, para denunciar los resultados de las elecciones parlamentarias del mes pasado, marcadas por el varapalo a sus partidos.

En lo que llamaron como el "Viernes de consistencia", los organizadores de la protesta reafirmaron sus demandas a través de un comunicado en el que volvieron a pedir el recuento manual de todos los votos, informa la agencia de noticias kurda Rudaw.

La protesta, encabezada principalmente por los partidarios de las Fuerzas de Movilización Popular (PMF, o Hashd al Shaabi) comenzó días después de que fueran anunciados los resultados preliminares de las elecciones parlamentarias del 10 de octubre.

Más de cien personas, en su mayoría de las fuerzas de seguridad, resultaron heridas y al menos una persona murió el 5 de noviembre cuando los manifestantes intentaron asaltar la Zona Verde de Bagdad, que acoge oficinas gubernamentales y misiones diplomáticas.

Días después, el primer ministro del país, Mostafá al Kazemi sobrevivió al ataque de un dron cargado de explosivos para atacar su residencia en lo que las fuerzas de seguridad describieron como un intento de asesinato.

El clérigo chií Muqtada al Sadr, cuyo movimiento ganó el mayor número de escaños en las elecciones y está listo para liderar el próximo gobierno, pidió el jueves a las milicias que se disuelvan si quieren unirse a su gobierno. Un alto responsable de la milicia proiraní Kataib Hezbolá, Abu Ali al Askari, respondió diciendo que entregarían sus armas solo después de que lo hicieran el grupo armado de Sadr, Saraya al Salam, y los kurdos Peshmerga.

En este sentido y como contestación, Al Sadr ha anunciado este viernes la disolución de una de sus brigadas. "Como gesto de buena voluntad de mi parte, anuncio la disolución de la Brigada Al Yum Al Wuud (el Día Prometido) y el cierre de su cuartel general", hizo saber en su cuenta de Twitter, en la que ha indicado que el grupo había entregado previamente sus armas y que cualquier persona de la brigada que todavía tenga un arma debe entregarla dentro de las 48 horas.

Contador