Publicado 29/01/2021 11:13CET

Irak.- La coalición internacional confirma la muerte del más alto cargo de Estado Islámico en Irak

Imagen de archivo de militares estadounidenses.
Imagen de archivo de militares estadounidenses. - Ameer Al Mohammedaw/dpa - Archivo

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

La coalición internacional que lidera Estados Unidos ha confirmado este viernes la muerte del más alto cargo de Estado Islámico en Irak, Abú Yaser al Isaui, un día después de que el primer ministro del país, Mostafá al Kazemi, anunciara su fallecimiento.

"Abú Yaser, el más alto cargo de Estado Islámico en Irak, murió en un bombardeo cerca de Kirkuk el 27 de enero", ha dicho el portavoz de la coalición, Wayne Marotto, a través de su cuenta en Twitter, en la que ha resaltado que el ataque se saldó con la muerte de "diez terroristas de Estado Islámico".

"La muerte de Yaser es otro golpe significativo a los esfuerzos de Estado Islámico para resurgir en Irak", ha señalado, antes de agregar que la coalición "seguirá eliminando a líderes clave del campo de batalla y degradando a la organización terrorista".

Así, ha manifestado que los terroristas "nunca vivirán en paz" y que "serán perseguidos hasta los confines de la tierra". Marotto ha resaltado además que el bombardeo contra Al Isaui fue llevado a cabo en una operación coordinada entre la coalición e Irak.

Al Kazemi resaltó el jueves que Al Isaui, autoproclamado "califa adjunto" del grupo yihadista, había muerto en una operación llevada a cabo por la Inteligencia iraquí. "Prometimos y cumplimos", dijo, antes de destacar la "respuesta atronadora" dada por las fuerzas de seguridad a Estado Islámico.

Al Isaui fue 'gobernador' de los yihadistas en el norte de Irak y sucedió a Ahmad Abdul Kader al Jazza alias 'Abú Maysara', jefe de operaciones de Estado Islámico en Bagdad, que murió en 2013, según las informaciones recabadas por la agencia iraquí de noticias NINA.

Estado Islámico reclamó la semana pasada la autoría del doble atentado suicida perpetrado el 21 de enero en un mercado de la capital de Irak, Bagdad, que ha dejado al menos 32 muertos y más de 100 heridos, según las autoridades.

El grupo yihadista ha ejecutado decenas de ataques durante los últimos meses en Irak, si bien Bagdad había quedado al margen de estas operaciones desde hace más de un año. Las fuerzas de seguridad han incrementado su presión sobre los milicianos con numerosas operaciones en distintos puntos del país.