Publicado 26/05/2021 17:27CET

Irak.- La Comisión de DDHH de Irak exige a las FFAA actuar contra quienes usaron fuego real en las últimas protestas

Un manifestante sostiene una bandera en la plaza Tahrir de la capital iraquí de Baghdad, durante las protestas de 2019 contra el Gobierno.
Un manifestante sostiene una bandera en la plaza Tahrir de la capital iraquí de Baghdad, durante las protestas de 2019 contra el Gobierno. - XINHUA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 26 May. (EUROPA PRESS) -

La Alta Comisión de Derechos Humanos de Irak ha exigido este miércoles al jefe de las Fuerzas Armadas que actúe contra los efectivos de las fuerzas de seguridad que usaron fuego real y "violencia excesiva" en las protestas que tuvieron lugar el martes en Bagdad contra la muerte de manifestantes desde que comenzaron las marchas contra el Gobierno a finales de 2019.

"La Comisión ha instado al comandante en jefe de las Fuerzas Armadas a asumir la responsabilidad y tomar las medidas más serias contra quienes utilizaron munición real y violencia excesiva, remitirlos al Poder Judicial y liberar a todos los detenidos en relación con las manifestaciones", ha demando el organismo.

Este martes centenares de personas llegadas de varios puntos del país marcharon hasta la plaza Tahrir, en Bagdad, epicentro de las protestas a lo largo de estos tres años, para reclamar justicia por las más de treinta personas que han muerto a causa de la represión ejercida por las fuerzas de seguridad iraquíes.

En este último episodio se ha confirmado la muerte de dos personas, así como una veintena de heridos, en unas protestas que transcurrieron de manera pacífica, hasta que, según denuncia el Observatorio de Derechos Humanos de Irak, los agentes antidisturbios comenzaron a utilizar gases lacrimógenos y munición real.

"La Alta Comisión para los Derechos Humanos en Irak lamenta profundamente la caída de mártires y manifestantes heridos y afirma que el ciudadano tiene derecho a la opinión, expresión y manifestación pacífica", ha señalado.

A su vez, el organismo ha lamentado que en estos últimos episodios de violencia hayan resultado heridos también unos 130 agentes, y que otro "gran número" de manifestantes hayan sido arrestados, por lo que ha vuelto a demandar a ambas partes "máxima moderación" y "mantener el carácter pacífico de las manifestaciones".

Esta comisión de Derechos Humanos ha recordado también que desde el inicio de las manifestaciones en octubre de 2019, las fuerzas de seguridad y de orden público "han recibido más de 500 capacitaciones y talleres sobre cómo tratar y proteger a los manifestantes" y ha pedido que actúen en consecuencia cuando los manifestantes se adhieren plenamente a los estándares de protesta pacífica.

Por último, han solicitado también a los manifestantes que "impidan a quienes quieren desviar el curso pacífico de las protestas" y "continúen con el ejercicio de este derecho a través de la cooperación con las fuerzas de seguridad".

En octubre de 2019, las regiones del centro y del sur de Irak han sido escenario de numerosas manifestaciones en las que se ha exigido la salida del Gobierno y mejores políticas para hacer frente a la corrupción, el desempleo y la escasez de servicios públicos, los principales males endémicos que arrastra el país.

El Observatorio de Derechos Humanos de Irak ha denunciado que desde 2019, unas 34 personas han muerto en el marco de estas protestas y otro 81 han sufrido torturas e intentos de asesinato.

Las protestas del martes se desencadenaron tras la muerte a principios de mes del activista iraquí Ihab Jawad al Wazni, muerto a tiros por hombres armados frente a su casa en Karbala, en el centro de Irak.

Contador