Publicado 19/12/2019 23:47CET

Irak.- Las disputas políticas impiden un acuerdo sobre la nominación del próximo primer ministro de Irak

El presidente podría aprobar una prórroga de dos días, una vez finalizado el plazo oficial

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento de Irak no ha logrado un acuerdo sobre la nominación del próximo primer ministro del país, una vez cumplido el plazo oficial para ello, si bien el presidente, Barham Salí, podría aprobar una prórroga de dos días.

Parlamentarios citados por la agencia iraquí de noticias NINA han indicado que el presidente "está estudiando todas las opciones", si bien la falta de acuerdo entre los bloques ha provocado un estancamiento en las negociaciones.

El plazo oficial ha finalizado en la medianoche de este jueves (hora local), si bien el presidente podría lograr un aplazamiento de dos días si recurre a una ley que contempla la exención de los festivos nacionales celebrados dentro de este periodo.

Asimismo, el Parlamento no logró aprobar el miércoles la nueva ley electoral, una demanda clave de los manifestantes. "Hay diferencias por todas partes y no será fácil lograr pronto un acuerdo sobre una nueva ley electoral en el Parlamento", ha dicho Hasán Jalati, un parlamentario chií.

La representante especial de Naciones Unidas para Irak, Jeanine Hennis-Plasschaert, resaltó el miércoles la necesidad de "acciones decisivas" para elegir al nuevo primer ministro del país.

"En estos momentos, el tiempo es clave y la situación requiere acciones decisivas. Irak no puede permitirse soluciones que supongan un parche o medidas coercitivas", sostuvo en un comunicado.

Por ello, ha solicitado a los líderes políticos que logren un consenso para la nominación de un candidato al cargo que satisfaga las expectativas y aspiraciones de la población, tras dos meses y medio de manifestaciones masivas contra el Gobierno.

ABDUL MAHDI SIGUE EN FUNCIONES

El primer ministro en funciones, Adel Abdul Mahdi, afirmó el martes que podría haber un acuerdo "en los próximos días u horas" sobre la formación del nuevo gobierno, en medio de la crisis política que atraviesa el país.

El presidente del Parlamento, Mohamed Halbusi, pidió el 3 de diciembre al presidente del país, Barham Salí, que designe a un nuevo primer ministro, para lo que tiene un plazo de 15 días. Tras ello, se abrirá un plazo de 30 días para formar el nuevo gobierno.

Abdul Mahdi, quien presentó su dimisión en noviembre y continúa en funciones, resaltó que Salí tiene "una vía clara" para dialogar con los bloques políticos y elegir a un candidato a primer ministro.

Abdul Mahdi dimitió el 30 de noviembre en medio de unas manifestaciones a nivel nacional contra la corrupción y la crisis socioeconómica que sufre Irak, unas movilizaciones que se han saldado con alrededor de 450 muertos.

REFORMA POLÍTICA TOTAL

Los manifestantes exigen una reforma política total en Irak para acabar con la corrupción endémica en el país y la desigualdad en la distribución de los beneficios del petróleo.

Asimismo, solicitan la dimisión del Gobierno en pleno, la disolución del Parlamento y, en términos generales, la desaparición del sistema político establecido tras la invasión de Estados Unidos en 2003.

La mayor parte de las víctimas mortales son consecuencia de la represión ejercida por las fuerzas de seguridad, que han empleado con asiduidad munición real para dispersar a los manifestantes.

El Gobierno, a su vez, ha defendido esta respuesta al asegurar que entre los manifestantes había "delincuentes escondidos" con la misión de iniciar altercados a tiros.