Publicado 14/11/2021 09:38CET

Irak.- EEUU cree que el atentado contra Al Kazemi fue ordenado por milicias proiraníes sin consentimiento de Teherán

Archivo - HANDOUT - 12 September 2021, Iran, Tehran: Iranian President Ebrahim Raisi (R) meets with Iraqi Prime Minister Mustafa Al-Kadhimi during his visit to Iran. Photo: -/Iranian Presidency/dpa - ATTENTION: editorial use only and only if the credit me
Archivo - HANDOUT - 12 September 2021, Iran, Tehran: Iranian President Ebrahim Raisi (R) meets with Iraqi Prime Minister Mustafa Al-Kadhimi during his visit to Iran. Photo: -/Iranian Presidency/dpa - ATTENTION: editorial use only and only if the credit me - -/Iranian Presidency/dpa - Archivo

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos cree que el atentado fallido contra el primer ministro iraquí, Mostafá Al Kazemi, fue ejecutado por milicias proiraníes sin el consentimiento de Teherán, en un ejemplo de las dificultades que está atravesando el Gobierno iraní para controlar a estos grupos en Irak desde la muerte el año pasado en una operación estadounidense del general Qasem Soleimani, arquitecto de la política militar exterior iraní.

"Me parece correcto decir que Irán ya no tiene el control que tenía sobre estos grupos desde que Soleimani murió en el ataque", ha hecho saber un responsable del Departamento de Defensa de Estados Unidos a NBC News.

El pasado 7 de noviembre, el primer ministro escapó ileso de un ataque con aviones no tripulados cargados con explosivos lanzados contra su residencia en la zona verde de Bagdad. Estos aviones, según los expertos consultados por NBC, guardan parecido por diseño y componentes con los empleados por milicias proiraníes respaldadas por Irán.

Los responsables consultados por NBC recuerdan que, poco después del ataque, el sucesor de Soleimani al frente de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria iraní, el general de brigada Esmail Qaani, realizó una visita sorpresa a Bagdad inmediatamente después del ataque para llamar a la calma. Sin embargo, las mismas fuentes apuntan que la influencia de su sucesor sobre estas milicias es considerablemente menor.

Tanto Irán como las milicias han desmentido toda participación en este ataque; la culminación de semanas de protestas alentadas precisamente por estos grupos tras el varapalo sufrido en las últimas elecciones legislativas, cuyos resultados denunciaron por fraudulentos.

En este sentido, la milicia proiraní Kataib Hezbolá se burló de las acusaciones contra su posible responsabilidad. "Según la información que barajamos, no conocemos a nadie en Irak que quiera desperdiciar un dron contra el primer ministro", dijo el alto comandante del grupo Abú Alí al Askari en un mensaje publicado en su canal en Telegram.

Las parlamentarias, de carácter anticipado, fueron convocadas tras la grave crisis política en la que se vio sumido el país tras las masivas movilizaciones registradas en 2019, que forzaron la dimisión del Gobierno y la aprobación de una nueva legislación electoral.

Las protestas, que estallaron en octubre de 2019 y se saldaron con más de 550 muertos --según el balance oficial facilitado en julio de 2020--, supusieron una nueva muestra del desencanto de la población con la clase política ante los numerosos casos de corrupción, el mal estado de los servicios públicos y la crisis económica imperante en Irak.

Contador