Actualizado 21/08/2006 17:19:10 +00:00 CET

Irak.- Ex militares y ex policías colombianos, estafados y atrapados en Irak tras ser contratados como "mercenarios"

BOGOTA, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de 35 ex militares y ex policías colombianos contratados hace un par de meses en Bogotá para realizar labores de seguridad en Irak ha sido estafado y sus integrantes se encuentran atrapados en Bagdad sin poder regresar a Bogotá por falta de dinero, según informa la revista 'Semana'.

Los "mercenarios" colombianos llegaron a Bagdad en junio pasado contratados por una empresa con sede en Bogotá llamada ID Systems para prestar seguridad en los alrededores de las bases militares estadounidenses en el país y también a ejecutivos y diplomáticos norteamericanos que trabajan en Bagdad y otras ciudades.

Antes de viajar al país árabe, los ex militares fueron entrenados por personal estadounidense en la Escuela de Caballería del Ejército en Bogotá durante dos meses. Algunos de ellos, cuyos nombres no fueron divulgados por la revista, aseguraron sentirse "secuestrados", ya que no tienen cómo costear el regreso a Colombia.

"Cuando dejamos nuestras familias y salimos de Colombia sabíamos a qué veníamos a Irak. Lo que nunca nos imaginamos es que esto era el horror", declaró un mayor retirado del Ejército. "Queremos volvernos a Colombia, pero no nos dejan. Cuando se enteren de que hemos hablado sobre lo que nos están haciendo no sabemos qué pueda pasar", añadió.

Al parecer, los mercernarios colombianos iban a reemplazar a un grupo de rumanos que habían terminado su contrato. "Cuando estábamos haciendo el empalme con los rumanos nos preguntaron que por cuánto nos habían contratado y les dijimos que por 1.000 dólares". La reacción de los rumanos fue de burla. "Nadie cuerdo en el mundo se viene a Bagdad por sólo 1.000 dólares", dijeron con ironía.

Asimismo, explicaron que aceptaron la misión, seducidos por la oferta de ganar 6.000 ó 7.000 dólares mensuales, pero más tarde la cifra se redujo a 4.000 dólares y finalmente les dijeron que el sueldo era de 2.700 dólares al mes, que no pudieron rechazar porque ya habían renunciado a sus trabajos.

Sin embargo, aseguraron que estando ya en Irak, les advirtieron que el salario era de sólo 1.000 dólares mensuales y les retuvieron los pasajes de regreso, indicó el semanario. "Son 35 colombianos en el fragor de una guerra que no les pertenece. Todos quieren dejar atrás lo más rápidamente este infierno", sentenció 'Semana'.