Publicado 15/12/2020 20:45CET

Irak.- Las FDS cargan contra el Partido Democrático del Kurdistán tras el repunte de tensiones en el Kurdistán iraquí

Combatientes de las FDS cerca de Baghuz
Combatientes de las FDS cerca de Baghuz - Aboud Hamam/dpa - Archivo

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) han cargado este martes contra el Partido Democrático del Kurdistán (KDP) tras los nuevos enfrentamientos registrados el domingo en Irak entre el grupo y el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), en medio del aumento de las tensiones entre estas formaciones.

El líder de las FDS, Mazlum Abdi, ha señalado a través de su cuenta en la red social Twitter que el "ataque" del KDP contra el PKK en Amedi es "vergonzoso" y ha agregado que "daña los logros de la causa kurda".

"Pedimos el fin de estos ataques y una solución a estos problemas a través del diálogo", ha agregado tras los combates, que estallaron en la provincia de Duhok, y se saldaron con la muerte de un miembro de las fuerzas de seguridad de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí.

Según las informaciones recogidas por la cadena de televisión kurda Rudaw, los enfrentamientos estallaron después de que varios milicianos del PKK intentaran atravesar sin autorización un puesto de control erigido por los 'peshmerga' en la zona. Sin embargo, el portal Hawar News, vinculado al PKK, ha apuntado a un "ataque" de los 'peshmerga'.

Las tensiones han ido al alza entre el Gobierno del Kurdistán iraquí y el PKK durante los últimos meses, si bien sus disputas se retrotraen décadas, especialmente por el control de territorios en la región y por los lazos entre el KDP y Turquía, contra el que combate el PKK.

Así, las fuerzas de seguridad de la región semiautónoma y el PKK protagonizaron a principios de noviembre varios enfrentamientos que hicieron saltar las alarmas y llevaron a la Presidencia regional a hacer un llamamiento a "evitar una guerra civil".

Los combates más graves entre las partes tuvieron lugar en 2017, cuando cinco combatientes murieron en enfrentamientos entre los 'peshmerga' y las Unidades de Resistencia de Sinyar (YBS) --vinculadas al PKK-- en la localidad de Janasur, situada en la región de Sinyar.

La presencia de las HPG en Sinyar ha sido foco de tensión especialmente desde que el primer ministro del Kurdistán iraquí, Nechirvan Barzani, reclamara en diciembre de 2016 su retirada de la ciudad, amenazando con hacer uso de la fuerza.

En respuesta, el brazo armado del PKK rechazó las amenazas, reiterando que permanecería en la ciudad para proteger a la minoría yazidí de posibles ataques de Estado Islámico, que se hizo con la ciudad en agosto de 2014 tras la retirada de los 'peshmerga'. Finalmente, fueron expulsados en noviembre de 2015 tras una ofensiva en la que participaron combatientes del PKK y milicianos asociados.

La situación está relacionada además con las tensiones entre el Partido Democrático del Kurdistán de Siria (PDKS), brazo político de los Peshmerga de Rojava --apoyado por el Kurdistán iraquí--, y el Partido Unión Democrática (PYD), el principal partido kurdo de Siria.

Las administración del PYD en las zonas kurdas del noreste de Siria había rechazado durante los meses anteriores la entrada de las fuerzas del PDKS en la región si no eran puestas bajo mando de su brazo armado, las Unidades de Protección Popular (YPG), principal elemento de las FDS, respaldadas por Estados Unidos.

Por otra parte, las autoridades del Kurdistán iraquí han reclamado en varias ocasiones al PKK que se retire de sus bases en la zona debido a los bombardeos que ejecuta de forma casi diaria Turquía contra las mismas, que han causado víctimas civiles. Ankara considera al PKK como un grupo terrorista, al igual que Estados Unidos y la Unión Europea (UE).