Publicado 20/07/2020 06:02CET

Irak.- HRW denuncia que el Gobierno del Kurdistán iraquí impide a 1.200 familias árabes volver a sus hogares

Irak.- HRW denuncia que el Gobierno del Kurdistán iraquí impide a 1.200 familias
Irak.- HRW denuncia que el Gobierno del Kurdistán iraquí impide a 1.200 familias - 2017 GETTY IMAGES / MARTYN AIM - Archivo

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha denunciado este domingo que el Gobierno Regional de Kurdistán (KRG) impide a 1.200 familias árabes volver a sus hogares tras pasar seis años desde que la zona, situada al oeste de la ciudad de Duhok, fuera recuperada de Estado Islámico.

"Las autoridades kurdas están impidiendo que miles de aldeanos árabes regresen a sus hogares sin una razón legítima", ha afirmado la investigadora sénior de crisis y conflictos de HRW, Belkis Wille, que ha subrayado que el Gobierno ha permitido a los vecinos kurdos huir y no a los árabes "como castigo".

Concretamente, la organización ha alertado de la situación de las personas en cinco aldeas iraquíes --Jidria, Mahmudiyah, Qahira, Suadia, y Sufiya-- donde Estado Islámico tomó el control en 2014. Los peshmerga, las fuerzas de seguridad de la región, consiguieron recuperar las localidades en pocos días, pero impidieron el regreso de estas familias.

Un portavoz del KRG, Dindar Zebari, ha respondido a la organización sobre la situación de estas cinco localidades y ha asegurado que han sido unas de las zonas más destruidas durante el proceso de recuperación de la zona de Estado Islámico, en unas fechas que difieran con las de la organización, ya que la sitúan entre 2016 y 2017.

Zebari ha sostenido que los líderes locales le han trasladado que no pueden volver a sus hogares debido a la presencia de "grupos armados", los ataques aéreos turcos, la presencia del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK)y las restricciones por el coronavirus. Sin embargo, la ONG ha contestado que todas las familias están "desesperadas" por volver a sus hogares.

Asimismo, Human Rights Watch ha constatado que el Gobierno del Kurdistán ha impedido el regreso a sus hogares a miles de árabes también en el distrito iraquí de Hamdaniya.

"RESTRICCIÓN A DETERMINADOS GRUPOS"

La ONG ha precisado que, si bien por razones de seguridad en zonas de conflicto se pueden limitar los movimientos, la restricción debe "respetar las leyes nacionales y estar bien adaptada a la consecución de un objetivo legítimo, proporcionado y no discriminatorio".

Además, ha señalado que las limitaciones se deben establecer para limitar el acceso a todos los civiles en ciertas áreas durante unos periodos determinados y no deben ser una "restricción a determinados grupos".

"Las autoridades del KRG no tienen justificación para impedir a esas familias árabes volver a sus pueblos", ha asegurado Wille, que ha añadido que tienen el mismo derecho que los habitantes kurdos a regresar a sus tierras y a sus hogares.