Publicado 15/03/2021 12:36CET

Irak.- Irán niega estar detrás de los ataques contra bases militares en Irak con tropas de EEUU y la coalición

Archivo - Un soldado de EEUU en la base militar de Al Qaim, situada en Irak, cerca de la frontera con Siria, durante las operaciones contra Estado Islámico en Baghuz
Archivo - Un soldado de EEUU en la base militar de Al Qaim, situada en Irak, cerca de la frontera con Siria, durante las operaciones contra Estado Islámico en Baghuz - Mikki L. Sprenkle - Archivo

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Irán ha negado estar detrás de los recientes ataques con proyectiles contra bases militares en Irak con presencia de militares estadounidenses y de la coalición internacional, tras las acusaciones vertidas por Washington contra milicias respaldadas por Teherán.

El representante permanente de Irán ante Naciones Unidas, Mayid Tajt-Ravanchi, ha señalado en una carta enviada al secretario general del organismo, António Guterres, que Teherán "no ha estado implicado de forma directa o indirecta en ningún ataque armado contra individuos u organismos estadounidenses en Irak".

"Por ello, negamos cualquier afirmación sobre nuestra participación implícita o explícita en ataques contra las fuerzas estadounidenses en Irak. Estas acusaciones son totalmente infundadas, inválidas y falsas", ha manifestado, según ha recogido la cadena de televisión iraní Press TV.

Asimismo, ha condenado los bombardeos ejecutados por Estados Unidos en febrero contra milicias proiraníes en la frontera entre Irak y Siria, que se habrían saldado con la muerte de un miembro de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP) y que han sido descritos por Tajt-Ravanchi como "una medida peligrosa".

En este sentido, ha hecho hincapié en que los bombardeos estuvieron "justificados de forma errónea" a partir de "una interpretación arbitraria" de la Carta de la ONU, al tiempo que ha argüido que "son considerados una violación de la soberanía de los países regionales y un símbolo de la violación flagrante del Derecho Internacional".

La misiva de Tajt-Ravanchi ha llegado menos de dos semanas después del impacto de cerca de diez proyectiles en una base militar en Irak que acoge a tropas de Estados Unidos y de la coalición --incluidos soldados españoles--, suceso que se saldó sin víctimas.

La base de Ain al Assad fue objetivo el año pasado de un ataque con misiles por parte de Irán en respuesta a la muerte del jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, Qasem Soleimani, en un bombardeo estadounidense en el aeropuerto de Bagdad.

Durante los últimos meses se han producido numerosos ataques contra la 'Zona Verde' y el aeropuerto de la capital, así como contra compañías iraquíes que trabajan para la coalición internacional y objetivos de la propia coalición. Los incidentes han sido achacados principalmente a milicias apoyadas por Irán.