Publicado 30/11/2021 05:41CET

Irak.- Muere un miembro de las fuerzas kurdas de los peshmerga en un nuevo ataque de Estado Islámico en el este de Irak

Archivo - Un soldado alemán junto a varios peshmerga.
Archivo - Un soldado alemán junto a varios peshmerga. - Michael Kappeler/dpa - Archivo

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

Al menos un integrante de las fuerzas de seguridad de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí, los peshmerga, ha fallecido y otros tres han resultado heridos tras un nuevo ataque de Estado Islámico en la provincia de Diyala, en el centro-este de país.

Con esta ya son tres noches consecutivas en las que miembros de Estado Islámico, subidos a bordo de motocicletas, se internan en territorios de Diyala, según ha explicado una fuente peshmerga al medio Rudaw.

Así pues, con este nuevo deceso --confirmado al citado medio por representantes del Hospital Said Jalid del distrito de Kifri-- el balance de fallecidos aumenta a siete desde que este sábado se produjera el primer ataque del grupo terrorista.

Este mismo lunes se ha confirmado la muerte de un sexto peshmerga a causa de las heridas sufridas tras el asalto de hace tres días. En este mismo suceso resultaron heridas cuatro personas.

Ahora, el comisionado adjunto de Kifri ha impuesto el toque de queda para las motocicletas durante la noche del lunes al martes, de tal forma que aquellos que no cumplan con la norma son arrestados.

Estado Islámico, que no ejerce control territorial en Irak desde 2017 sigue siendo de todas formas bastante activo en las provincias de Diyala, Kirkuk o Saladino.

El presidente de la región semiautónoma del Kurdistán, Nechirvan Barzani, ofreció este fin de semana sus condolencias a las familias de los fallecidos y ha avisado de que "el incremento de los atentados de Estado Islámico en los últimos meses envía un mensaje bastante peligroso".

"Los peshmerga y las fuerzas iraquíes deben colaborar más entre ellos con la ayuda de la coalición internacional", ha avisado en referencia a otros ataques como el que ocurrió en octubre, en el que murieron otros dos milicianos kurdos.