Irak.- Naciones Unidas afirma que al menos 350 latinoamericanos fueron entrenados para ser mercenarios en Irak

Actualizado 26/08/2006 6:43:10 CET

TEGUCIGALPA, 26 Ago. (EP/AP) -

Expertos de las Naciones Unidas dijeron el viernes que unos 340 hondureños, chilenos y nicaragüenses fueron entrenados en el 2005 en Honduras para viajar como mercenarios a Irak.

"Esa gente se empleó como guardias de seguridad privada, pero recibió entrenamiento militar en Honduras e Irak, o en ambos países, y terminó desempeñando funciones no previstas en sus contratos", dijo el grupo de la ONU tras investigar el caso durante cinco días en Tegucigalpa.

La comisión, de cuatro miembros, la preside la colombiana Amanda Benavides, y la integran la libanesa Najat Al Hajjaji, el español José Luis Gómez, y Shaista Shameem, de Fiji.

"Estamos preocupados porque gran cantidad de hombres fueron contratados y adiestrados en armas en Honduras por empresas registradas aquí, pero que actuaron como subsidiarias de transnacionales con sede en el extranjero", aseguró Benavides a la AP.

"Se cometieron muchas irregularidades con esos hombres, que en su mayoría fueron maltratados, sin recibir atenciones de salud e higiene en Irak", añadió.

Los enviados de la ONU, que llegaron el lunes a Tegucigalpa, se reunieron con numerosos funcionarios estatales, empresarios y líderes de organismos locales defensores de los derechos humanos.

El grupo presentará su informe en un mes al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra, que a su vez lo remitirá a la asamblea general de ese organismo mundial.

Benavides no aclaró, sin embargo, si Honduras sería sancionada por la ONU por facilitar su territorio al entrenamiento de hondureños y extranjeros para ir a combatir a otra nación.

"Hay vacíos legales en la Convención de Derechos Humanos de 1989 de la ONU para tratar el tema, pero debemos establecer la responsabilidad de un Estado en este tipo de violaciones a los derechos humanos", subrayó.

La empresa estadounidense 'Your Solutions' (Tus Soluciones) entrenó entre agosto y octubre del año pasado a unos 218 hondureños, 105 chilenos y 17 nicaragüenses que envió después a Irak como guardias de seguridad.

La mayoría de los hondureños contratados eran ex soldados que participaron en las fuerzas internacionales que Honduras trasladó a Irak para ayudar a Estados Unidos en ese país entre el 2003 y 2004.