Publicado 13/05/2020 6:46:00 +02:00CET

Irak.- La ONU apela al nuevo Gobierno de Irak para alcanzar un país "más justo, próspero y resistente"

Irak.- La ONU apela al nuevo Gobierno de Irak para alcanzar un país "más justo,
Irak.- La ONU apela al nuevo Gobierno de Irak para alcanzar un país "más justo, - Ameer Al Mohammedaw/dpa - Archivo

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha asegurado este martes que pese a la crisis sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19 o la económica, provocada por la caía de los ingresos del petróleo, confían en un horizonte "más justo, próspero y resistente" para Irak, siempre y cuando exista una verdadera voluntad política, representada en el Gobierno del ahora primer ministro Mostafá al Kazemi, nombrado la semana pasada, después de varios meses de estancamiento y luchas internas.

"Sigo convencida de que un Irak más justo, próspero y resistente puede salir de las actuales crisis. Pero para que eso suceda, la voluntad política es fundamental", ha expresado ante el Consejo de Seguridad, la representante especial de la ONU para Irak, Jeanine Hennis-Plasschaert.

"Irak debe alejarse de la gestión interminable de crisis hacia un enfoque más productivo. Los cálculos políticos y privados a corto plazo no sirven a los intereses de Irak", ha expuesto Hennis-Plasschaert, para quien los muchos desafíos a los que tiene que hacer frente al país pueden derivar en "oportunidades".

Hennis-Plasschaert ha señalado ante el Consejo de Seguridad que espera que el nuevo primer ministro iraquí "se guíe por las demandas y las aspiraciones" de la población, que en los últimos años han estado protestando por las escasas oportunidades, el cada vez mayor empobrecimiento de amplias capas de la sociedad y la galopante corrupción dentro de las instituciones del país.

"Estas aspiraciones dignas deben convertirse en acciones de urgencia", ha insistido la alta funcionaria de la ONU, para quien Irak no dispone de tiempo, por lo que "tampoco puede permitirse el lujo" de llevar a cabo "pequeñas políticas destructivas".

LOS PROBLEMAS ECONÓMICOS CRECEN

Irak ha sido víctima durante mucho tiempo de numerosos episodios de agitación política, crisis sociales y económicas. La explosión de la pandemia de Covid-19 no ha hecho más que empeorar unos problemas que el país ha venido arrastrando desde hace mucho tiempo.

Su fuerte dependencia del petróleo ha provocado que la caída en los precios haya repercutido directamente en cerca del 40 por ciento de la población más pobre. El desplome de los ingresos, pasando de los 6.000 millones de dólares a 1,4 millones entre febrero y abril puede llegar a provocar una contracción de la economía para este año del 10 por ciento.

"Una y otra vez, se observa claramente que Irak debería reducir su dependencia del petróleo; reparar y actualizar infraestructuras críticas; templar su servicio público inflado e ineficaz; construir instituciones estatales viables y receptivas; combatir el mecenazgo y el clientelismo; luchar contra la corrupción e incentivar al sector privado interno al tiempo que atrae la inversión extranjera", ha urgido.

INSEGURIDAD, LA AMENAZA CONSTANTE

Sin embargo, el gran mal que pesa sobre Irak es la inseguridad a todos los niveles, pese a que esa "retórica inflamada" y el "patrón" de ataques y ofensivas ha caído en las últimas semanas, los problemas de seguridad siguen siendo la mayor y más constante amenaza a la que tiene que hacer frente la sociedad iraquí.

"Una vez más, Irak no puede permitirse el lujo de ser utilizado como teatro para diferentes competencias de poder y conflictos de poder", ha insistido.

Hennis-Plasschaer ha señalado que la mejor manera de reducir y contrarrestar la influencia de grupos violentos, como Estado Islámico, es acercarse a todo ese núcleo de población joven y desencantado por la situación económica y social actual y abordar las causas profundas de sus quejas.

Contador