Irak.- La Policía iraquí vuelve a dispersar con gases lacrimógenos a los manifestantes de Bagdad

Publicado 26/10/2019 14:43:45CET

BAGDAD, 26 Oct. (DPA/EP) -

Las fuerzas de seguridad iraquíes han lanzado este sábado gases lacrimógenos para dispersar, por segundo día consecutivo, a grupos de manifestantes concentrados en Bagdad después de los enfrentamientos del viernes por todo el país, en los que murieron al menos 42 personas.

Cientos de participantes en la manifestación de este sábado en la capital iraquí eligieron el puente de Jumariya, en el centro de la ciudad, para volver a pedir la mejora de las condiciones de vida en todo el país. En el momento en que intentaron entrar en la Zona Verde -- el barrio que alberga las embajadas y sedes de Gobierno del país -- "la policía comenzó a disparar", según testigos.

Hasta ahora no se tiene constancia de víctimas en estos enfrentamientos, que han roto una breve calma matutina en la ciudad durante la cual se reanudó el tráfico y los manifestantes se dedicaron a preparar una sentada en la plaza Tahrir.

Mientras tanto, los diputados iraquíes no han conseguido el quorum necesario para celebrar la sesión de emergencia prevista para hoy, en un nuevo ejemplo de la paralización política reinante en el país.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos se ha hecho eco de los informes conocidos en las últimas semanas, entre ellos uno difundido por la misión de Naciones Unida (UNAMI), y ha instado a las autoridades a investigar y juzgar a los responsables de los abusos detectados durante las protestas, que comenzaron el 1 de octubre por la "frustración" de la ciudadanía.

Ante la previsión de las "grandes protestas", una portavoz del Alto Comisionado, Ravina Shamdasani, había pedido "calma a todas las partes" y, en particular, ha reclamado una actuación "calibrada y proporcional" a las fuerzas de seguridad, "para que no se repita el terrible balance de fallecidos y daños" de las últimas semanas.

Asimismo, ha expresado la "preocupación" de la oficina que dirige la expresidenta chilena Michelle Bachelet por el bloqueo de las redes sociales y el cierre "intermitente" del servicio de Internet.

Por su parte, el ayatolá Alí al Sistani, el principal clérigo chií de Irak, ha hecho un llamamiento en las últimas horas a la contención a manifestantes y fuerzas de seguridad.

"En estos momentos delicados para la querida historia de Irak (...) pido a los queridos manifestantes y fuerzas de seguridad que se adhieran de forma estricta a unas protestas pacíficas y que no permitan que deriven en violencia, disturbios y sabotajes", ha dicho en su sermón, leído por su portavoz, Abdulmahdi al Karbalai.

Así, ha trasladado a la población que "los miembros de las fuerzas de seguridad son vuestros sus padres, hermanos e hijos, muchos de los cuales participaron en vuestra defensa combatiendo contra Estado Islámico y otros que querían dañaros".

"Decimos también a las fuerzas de seguridad que no olviden que los manifestantes son también sus padres, hermanos e hijos", ha manifestado, antes de recalcar que el derecho a la manifestación está contemplado por la Constitución iraquí.