Publicado 27/11/2021 12:59CET

Irak.- Al Sadr pide al Gobierno información sobre las investigaciones del atentado contra el primer ministro

Archivo - 11 October 2021, Iraq, Baghdad: A supporter of Iraqi Shiite cleric Moqtada al-Sadr celebrates at Tahrir square following the announcement of parliamentary elections' results. Initial results released by the electoral commission showed al-Sadr's
Archivo - 11 October 2021, Iraq, Baghdad: A supporter of Iraqi Shiite cleric Moqtada al-Sadr celebrates at Tahrir square following the announcement of parliamentary elections' results. Initial results released by the electoral commission showed al-Sadr's - Ameer Al Mohammedaw/dpa - Archivo

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El líder del movimiento saderista iraquí, Muqtada al Sadr, ha pedido al Gobierno que divulgue toda la información de la investigación sobre el ataque de este mes contra el primer ministro, Mostafá al Kazemi.

"Lo que no debe hay que pasar por alto es el prestigio del Estado y lo que sucedió en el ataque a la casa del primer ministro: una violación clara y flagrante de la soberanía y del prestigio, que suscita la sedición y desestabiliza la seguridad de Irak en su conjunto", ha explicado Al Sadr, líder de la coalición más votada en las elecciones parlamentarias iraquíes.

Así pues, y dada la importancia del caso "se hace necesario revelar las investigaciones relacionadas con este caso, detener a los terroristas que llevaron a cabo este acto terrorista e imponerles el castigo correspondiente. De no ser revelado, tal vez tengamos que hacerlo en el futuro", ha añadido en su cuenta de Twitter a través de un mensaje recogido por la agencia oficial de noticias iraquí INA.

Las parlamentarias, de carácter anticipado, fueron convocadas tras la grave crisis política en la que se vio sumido el país tras las masivas movilizaciones registradas en 2019, que forzaron la dimisión del Gobierno y la aprobación de una nueva legislación electoral.

Las protestas, que estallaron en octubre de 2019 y se saldaron con más de 550 muertos --según el balance oficial facilitado en julio de 2020--, supusieron una nueva muestra del desencanto de la población con la clase política ante los numerosos casos de corrupción, el mal estado de los servicios públicos y la crisis económica imperante en Irak, y alcanzaron un punto culminante con el intento de asesinato contra Al Kazemi a principios de mes.

Por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría del ataque, mientras que diversas milicias proiraníes se han distanciado de lo sucedido. Así, el portavoz de Asaib Ahl al Haq, Mahmud al Rubaieai, dijo que el ataque podría haber sido "inventado" por las autoridades para "preocupar a la opinión pública".

En este sentido, la milicia proiraní Kataib Hezbolá se burló de las acusaciones contra su posible responsabilidad. "Según la información que barajamos, no conocemos a nadie en Irak que quiera desperdiciar un dron contra el primer ministro", dijo el alto comandante del grupo, Abú Alí al Askari, en un mensaje publicado en su canal en Telegram.