Publicado 05/01/2024 11:17

Irak ultima un comité bilateral para poner "fin permanente" a la presencia de la coalición internacional en el país

BAGHDAD, Jan. 4, 2024  -- People mourn during the funeral of three members of Iraqi paramilitary Hashd Shaabi forces killed in a drone attack, in Baghdad, Iraq, on Jan. 4, 2024. Three members of Iraqi paramilitary Hashd Shaabi forces were killed and five
BAGHDAD, Jan. 4, 2024 -- People mourn during the funeral of three members of Iraqi paramilitary Hashd Shaabi forces killed in a drone attack, in Baghdad, Iraq, on Jan. 4, 2024. Three members of Iraqi paramilitary Hashd Shaabi forces were killed and five - Europa Press/Contacto/Khalil Dawood

El primer ministro iraquí condena el ataque estadounidense del jueves contra las FMP como una nueva violación de la soberanía del país

MADRID, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Irak, Mohamed Shia al Sudani, ha anunciado este viernes los preparativos finales de una comisión bilateral encargada de poner fin, de manera "permanente", a la presencia de la coalición internacional en el país, un día después del ataque aéreo estadounidense ocurrido en la capital iraquí, Bagdad, contra la coalición de grupos armados proiraníes de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), una organización considerada por el Gobierno iraquí como prácticamente integrada en el Ejército regular.

Para agravar la situación, el ataque de Estados Unidos ocurrió durante las conmemoraciones esta semana del aniversario del líder miliciano iraquí Abu Mahdi al Muhandis, quien fuera jefe adjunto de las FMP y comandante de Kataib Hezbolá, uno de los grupos armados más destacados de la coalición armada, en otro ataque norteamericano ocurrido en 2020 en la capital iraquí, que también se cobró la vida del considerado como arquitecto de la política militar exterior de Irán, el general Qasem Soleimani.

Como ya ocurriera hace cuatro años, Al Sudani ha condenado este viernes el ataque estadounidense del jueves, que costó la vida a tres integrantes de las FMP, entre ellos dos líderes del grupo, como una violación de la soberanía iraquí -- el Pentágono ha esgrimido que sus fuerzas actuaron "en defensa propia" --, al recordar que "las Fuerzas de Movilización Popular representan una presencia oficial afiliada al Estado, sujeta a él, y parte integral de las Fuerzas Armadas".

Tras calificar el incidente de "extremadamente grave", Al Sudani ha insistido una vez más que "en caso de una violación o transgresión por parte de cualquier parte iraquí, o si se viola la ley iraquí, la única parte con derecho de dar seguimiento a los méritos de estos sucesos es el Gobierno iraquí", según un comunicado de su oficina publicado en la red social X.

Por todo ello, el primer ministro ha reiterado la posición "firme y de principios" del Gobierno iraquí de "poner fin a la presencia de la coalición internacional una vez que hayan terminado las justificaciones para su existencia" con el proceso de convocatoria del comité bilateral establecido para determinar su final".

"Es un compromiso del que el Gobierno no se echará atrás, y no descuidará nada que pueda garantizar la soberanía nacional sobre la tierra, el cielo y las aguas de Irak", ha remachado el primer ministro.

Diversas milicias proiraníes han atacado bases y objetivos de Estados Unidos en Irak y Siria por el apoyo de Washington a Israel en su ofensiva contra la Franja de Gaza, desatada tras los ataques ejecutados el 7 de octubre por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) contra territorio israelí.

Estados Unidos ha respondido en varias ocasiones bombardeando posiciones de estos grupos, algunos de ellos integrados en las fuerzas de seguridad de Irak, lo que ha llevado a Al Sudani a criticar duramente a Washington por estos ataques a espaldas de las autoridades.