Actualizado 14/05/2010 00:06 CET

Irán.- Brasil aboga por un acuerdo con Irán sobre un programa nuclear con fines pacíficos

MOSCÚ, 13 May. (Reuters/EP) -

El ministro de Asuntos Exteriores brasileño, Celso Amorim, dijo este jueves que un acuerdo sobre el programa nuclear iraní debe garantizar que no perseguirá desarrollar armas nucleares. El jefe de la diplomacia brasileña hizo estas declaraciones desde Moscú, donde se encuentra acompañando al presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que llegó ese mismo día a la capital rusa, desde donde continuará hacia Qatar, Irán, España y Portugal.

La visita a Irán podría ser la última oportunidad para alcanzar un compromiso con Teherán antes de que se impongan nuevas sanciones en el marco de la ONU. Las potencias occidentales, lideradas por Estados Unidos, acusan a Teherán de buscar la fabricación de armas nucleares y defienden la aplicación de una nueva ronda de sanciones contra Irán por parte de Naciones Unidas (ONU). El Gobierno del presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, niega tener esas intenciones.

Según Amorim, Lula pedirá garantías a su homólogo iraní respecto a que el país persa no tendrá armas nucleares. "Lo importante es tener un acuerdo práctico, que cree garantías objetivas de que el material disponible de uranio enriquecido en Irán no será usado para fines militares", dijo el canciller a la prensa. "Eso se consigue en parte por la implementación del acuerdo y en parte por la presencia de los inspectores de la agencia de energía atómica (de la ONU)", añadió.

Al entrar a las negociaciones sobre el programa nuclear iraní, el Gobierno brasileño intenta obtener un mayor espacio en la escena internacional. El movimiento, en tanto, es visto con escepticismo por sectores de la opinión pública brasileña y de otros países. Potencias occidentales dijeron que Irán podría estar usando al apoyo de Brasil para ganar tiempo en la disputa.

"Brasil también mantiene un programa nuclear para fines pacíficos, tiene en la Constitución un veto al uso de tecnología para la construcción de armas nucleares y defiende que Irán tenga el mismo derecho", explicó Amorim. "El querer privar a Irán del derecho a tener uso de energía nuclear no va a funcionar. Simplemente no va a funcionar", consideró.

Irán y la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por su sigla en inglés) de la ONU negociaron un acuerdo en virtud del cual la república islámica cambiaría uranio por combustible nuclear ya listo para un uso pacífico. Sin embargo, las conversaciones se estancaron porque el país persa exigió realizar el intercambio en su propio territorio. Para Amorim, existe espacio para que ese tema deje de ser un impedimento para un acuerdo.