Publicado 14/03/2021 11:28CET

Irán.- La británico-iraní Zaghari-Ratcliffe comparece de nuevo ante un tribunal iraní por un caso de propaganda

Archivo - Richard Ratcliffe, esposo de la ciudadana británica, Nazanin Zaghari-Ratcliffe, condenada por conspiración en Irán
Archivo - Richard Ratcliffe, esposo de la ciudadana británica, Nazanin Zaghari-Ratcliffe, condenada por conspiración en Irán - Jonathan Brady/PA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La ciudadana británico-iraní Nazanin Zaghari-Ratcliffe ha comparecido este domingo ante un tribunal en audencia por un caso separado del que desembocó, la semana pasada, en su puesta en libertad tras cinco años en la cárcel y un largo litigio por cargos de conspiración y espionaje que ha enfrentado a las autoridades británicas e iraníes.

Su abogado, Hoyat Kermani ha explicado que todavía queda pendiente un último proceso por delito de propaganda contra el Estado, cuyo veredicto debería emitirse dentro de una semana, pero podría retrasarse debido a las vacaciones del año nuevo persa en Irán. El letrado no ha dado detalles sobre el contenido de la audiencia y pronosticado lo que podría deparar el futuro legal de Zaghari-Ratcliffe, informa Bloomberg.

Sin embargo, una sentencia adicional complicaría aún más las relaciones entre Irán y Reino Unido, que ya se han visto muy tensas por la situación del precario acuerdo nuclear de 2015 y el arresto de Zaghari-Ratcliffe. Su detención ha supuesto un dolor de cabeza para el primer ministro, Boris Johnson.

Hay que recordar que hace cuatro años, y cuando desempeñaba el cargo de ministro de Exteriores, Johnson tuvo que pedir perdón por decir que Zaghari-Ratcliffe estaba enseñando periodismo, y no de vacaciones como argumentaba la acusada.

Zaghari-Ratcliffe fue excarcelada en primavera de 2020 debido al riesgo de coronavirus, pero ha seguido bajo arresto domiciliario en casa de sus padres en Teherán. El Gobierno británico ha pedido reiteradamente su liberación y considera que su encarcelamiento es "arbitrario" y una "represalia diplomática".

En concreto, se ha especulado con la detención de Zaghari-Ratcliffe estaría vinculada con la petición de Irán de reembolso de los fondos abonados a Reino Unido por la compra de carros de combate Chieftain antes de la Revolución Islámica de 1979 y que nunca fueron entregados.

Contador