Publicado 16/12/2020 07:16CET

Irán.- Canadá acusa a Irán de no estar investigando lo suficiente el derribo accidental del avión ucraniano

Funeral celebrado en Ottawa, Canadá, en homenaje de las víctimas del derribo por error de un avión comercial por parte de la Guardia Revolucionaria de Irán, en el que murieron 178 personas, mayoría de ellas con nacionalidad y vínculos canadienses.
Funeral celebrado en Ottawa, Canadá, en homenaje de las víctimas del derribo por error de un avión comercial por parte de la Guardia Revolucionaria de Irán, en el que murieron 178 personas, mayoría de ellas con nacionalidad y vínculos canadienses. - JUSTIN TANG / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Canadá ha acusado a Irán de no estar investigando adecuadamente el derribo por error de un avión ucraniano llevado a cabo por su Guardia Revolucionaria el pasado 8 de enero provocando la muerte de 176 personas, entre ellas algunas de nacionalidad canadiense.

El informe presentado por Ralph Goodale, designado Asesor Especial del primer ministro, Justin Trudeau, para este asunto, ha señalado que hasta ahora Teherán "no ha llevado a cabo sus investigaciones de una manera verdaderamente independiente, objetiva y transparente".

"Muchos de los detalles clave de este terrible evento siguen sin conocerse", ha escrito Goodale, quien cuestiona hasta qué punto es eficaz "asignar funciones de investigación a países que pueden ser los responsables de las condiciones que causan estos desastres" y "limitar" la de aquellos que "han sufrido las mayores pérdidas".

Goodale ha recordado que Irán no permitió la presencia de un representante asignado por el Gobierno de Canadá para investigar lo ocurrido sobre el terreno, limitando así su papel "al de observador".

"A pesar de sufrir la mayor pérdida de vidas", escribe Goodale, "Irán no ha dado a Canadá la oportunidad de nombrar a un representante acreditado para la investigación".

Por su parte, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ha valorado que el informe elaborado por Goodale "ha planteado preguntas fundamentales que Irán debe responder de manera integral, con pruebas de apoyo, para demostrar la credibilidad de sus investigaciones y para convencer a la comunidad de la aviación civil internacional que Irán puede proporcionar un espacio aéreo seguro".

"Canadá continúa trabajando con socios internacionales para llevar a cabo investigaciones exhaustivas y creíbles sobre el derribo de este avión por parte de Irán mientras buscamos transparencia, responsabilidad y justicia para las víctimas y sus familias", ha concluido Trudeau en una declaración de la que también han formado parte los ministros de Asuntos Exteriores, François-Philippe Champagne, y de Transporte, Marc Garneau.

El 8 de enero de 2020, un avión Boeing 737 de Ukraine International Airlines fue derribado con misiles lanzados por error por la Guardia Revolucionaria iraní poco después de despegar del aeropuerto internacional de Teherán.

Las autoridades de la República Islámica informaron en un primer momento de que se trataba de un accidente aéreo pero días después se vieron obligadas a rectificar y reconocieron que la aeronave fue derribada por la Guardia Revolucionaria.

A bordo de la aeronave derribada había personas de Ucrania, Irán, Canadá, Afganistán, Reino Unido y Suecia. En su informe final sobre el derribo, la Agencia de Aviación Civil de Irán atribuyó lo sucedido a un "error humano" y señaló que un fallo de funcionamiento del sistema radar provocó problemas de comunicación con la unidad militar que lanzó los misiles.