Publicado 02/12/2020 17:44CET

Irán.- La defensora de DDHH Nasrin Sotudé, enviada de vuelta a prisión en Irán

Nasrin Sotudé (centro) asiste a un acto en Teherán en agosto de 2017
Nasrin Sotudé (centro) asiste a un acto en Teherán en agosto de 2017 - ROUZBEH FOULADI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

TEHERÁN, 2 Dic. (DPA/EP) -

La defensora iraní de los Derechos Humanos Nasrin Sotudé ha sido enviada de vuelta a prisión en Irán, según ha anunciado este miércoles su marido, después de que se la hubiera permitido salir el mes pasado.

"Hoy nos dijeron que Nasrin ha vuelto a la prisión femenina de Gharchak", ha escrito Reza Khandan en su Twitter. Según el marido de la activista, los jueces han ignorado las instrucciones de los médicos, que habían ampliado en dos semanas su estancia fuera de prisión.

Sotudé recibió autorización para salir de prisión el mes pasado por primera vez en más de dos años. Según su marido, su salud ha sido preocupante en los últimos meses, especialmente desde que llevó a cabo una huelga de hambre de casi 50 días bajo custodia.

Con ello, la abogada y defensora de los Derechos Humanos quería protestar contra las condiciones de reclusión de los prisioneros políticos en medio de la pandemia de coronavirus. Entre otras cosas, Sotudé, de 57 años, tiene problemas cardíacos por los que tuvo que recibir tratamiento durante cinco días en un hospital de Teherán en septiembre.

Poco después de salir de prisión dio positivo por coronavirus. De acuerdo con su marido, se contagió en la prisión, situada al sur de la capital y cuyas condiciones higiénicas son particularmente catastróficas.

Sotudé está acusada de "propaganda subversiva". En 2018 fue condenada a 33 años y seis meses de cárcel y a 148 latigazos por un tribunal revolucionario. Al menos deberá cumplir doce años de la pena. La activista ha negado todos los cargos en su contra y defiende que ella es una simple defensora de los derechos de la mujeres y está en contra de la pena de muerte.