Publicado 14/12/2020 17:34CET

Irán.- EEUU asume que el exagente del FBI Robert Levinson probablemente murió en Irán e impone sanciones

Ex agente del FBI desaparecido en Irán Robert Levinson
Ex agente del FBI desaparecido en Irán Robert Levinson - FBI - Archivo

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha culpado a las autoridades de Irán del secuestro, detención y "probable" muerte del exagente del FBI Robert Levinson, que desapereció en territorio iraní en 2007 y, según denunció en marzo su familia, murió posiblemente bajo custodia.

La pista de Levinson se pierde después de ser detenido hace más de trece años y, pese a las acusaciones recurrentes de las autoridades estadounidenses, las iraníes siempre se han desvinculado alegando que el agente llegó a abandonar la República Islámica.

"Durante 13 años, el régimen iraní han negado tener constancia del paradero o la condición de Robert A. 'Bob' Levinson. Sin embargo, las autoridades iraníes autorizaron el secuestro y la detención de Levinson y lanzaron una campaña de desinformación para descargar responsabilidades", ha subrayado el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo.

A partir de estas conclusiones, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha sancionado a dos altos cargos del Ministerio de Inteligencia de Irán, Mohamad Baseri y Ahmad Jazai, en los que Washington personifica las culpas de este simbólico caso.

Para el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin, "el secuestro de Levinson es un ejemplo atroz de la disposición del régimen iraní para cometer actos injustos". En este sentido, ha enfatizado que "Estados Unidos siempre antepondrá la seguridad de sus ciudadanos y continuará persiguiendo activamente a quienes desempeñaron un papel en la detención y probable muerte de Levinson".

El director del FBI, Christopher Wray, ha lamentado por su parte que Teherán nunca cumpliese sus promesas para que el exagente pudiese volver a su país, pero aún confía en que la familia pueda obtener "las respuestas que se merece" y "lograr finalmente que Bob esté en casa".

Pompeo ha instado también al régimen de los ayatolás a aclarar las circunstancias de este caso, al tiempo que ha señalado que Washington "no descansará hasta qur todos los estadounidenses detenidos ilegalmente en Irán vuelva a casa". El jefe de la diplomacia norteamericana ha aprovechado para desaconsejar los viajes a Irán.