Publicado 12/03/2019 21:51CET

Irán.- EEUU critica la condena contra la abogada Nasrín Sotudé en Irán y reclama su liberación

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha criticado este martes la condena en Irán a 38 años de cárcel y cerca de 150 latigazos contra la destacada abogada pro Derechos Humanos Nasrín Sotudé y ha reclamado su liberación.

"La sentencia es algo más que bárbara", ha dicho el viceportavoz del Departamento de Estado, Robert Palladino, quien ha recalcado que "su supuesto crimen fue defender los derechos de las mujeres iraníes y proteger a otras mujeres arrestadas por el régimen por manifestarse pacíficamente contra el uso obligatorio del velo".

Asimismo, ha recalcado que la abogada no tuvo un juicio justo y ha reclamado a todos los socios y aliados de Estados Unidos que "pidan la liberación inmediata de esta valiente defensora de los Derechos Humanos y la de todos los detenidos de forma arbitraria".

La semana pasada, el Centro para los Derechos Humanos en Irán (CHRI) indicó que un tribunal del país la había declarado culpable de crímenes contra la seguridad nacional, al tiempo que denunció las irregularidades del proceso.

Sotudé fue juzgada en rebeldía el 30 de diciembre de 2018 tras negarse a comparecer ante el tribunal porque se le negó el derecho a elegir a su abogado y quería protestar contra el proceso judicial, según desveló su esposo, Reza Jandan.

El propio Jandan, quien fue detenido en septiembre en su vivienda en la capital, Teherán, fue sentenciado en enero a seis años de cárcel junto a Farhad Meysami por respaldar las protestas contra la obligatoriedad del velo.

Jandan había participado en una campaña para reclamar la liberación de su esposa desde su arresto el 13 de junio. En la actualidad se encuentra encarcelada en la prisión de Evin.

Sotudé, que ha representado a activistas opositores iraníes, fue condenada a seis años de cárcel en 2010 y se le prohibió ejercer tras ser condenada por propagar propaganda y conspirar para dañar a la seguridad del Estado.

Su caso atrajo la atención internacional en 2012, cuando se embarcó en una huelga de hambre durante 50 días contra la prohibición de viajar dictada contra su hija.

Estados Unidos y organizaciones como Amnistía Internacional criticaron a Irán por el caso y Sotudé fue liberada en septiembre de 2013, antes de la asistencia del presidente, Hasán Rohani, a la Asamblea General de la ONU y poco después de ganar las elecciones.

Sotudé había representado recientemente a varias mujeres que se quitaron sus pañuelos o hiyab en público para protestar contra el código de vestimenta obligatorio para las mujeres en Irán, según el Centro para los Derechos Humanos en Irán, una organización con sede en Nueva York.

CRÍTICAS A RAISI

Por otra parte, Palladino ha criticado la decisión del líder supremo de Irán, Alí Jamenei, de nombrar al al ultraconservador Ebrahim Raisi como jefe del aparato judicial del país, una decisión que supone "una burla a la totalidad del sistema judicial.

"El pueblo iraní merece un gobierno que respete sus legítimas peticiones y los Derechos Humanos de todos, y no uno que les somete a juicio en un sistema judicial encabezado por violadores de los Derechos Humanos", ha dicho.

Raisi es el custodio de la mezquita más grande de Irán, situada en Mashhad, y presidente de la 'bonyad' (fundación) Astan Quds Razavi, la más grande del mundo islámico, y en 2017 se presentó a las elecciones presidenciales, en las que se impuso Rohani.

La figura de Raisi es controvertida en el país debido a que en 1988 fue uno de los cuatro jueces que estuvieron detrás de la ejecución en masa de izquierdistas y otros opositores del Gobierno.

Asimismo, su ascenso en la judicatura supone un nuevo desafío para Rohani, un moderado sometido a numerosas presiones desde el ala dura del régimen, especialmente por su postura en el acuerdo nuclear alcanzado en 2015, criticado por Jamenei.

Este mismo martes, ha sido nombrado vicepresidente de la Asamblea de Expertos, el órgano religioso responsable de designar al líder supremo de Irán. Raisi es visto como uno de los protegidos de Jamenei.