Publicado 11/07/2020 06:48CET

Irán.- HRW denuncia la imposición de la pena de muerte en Irán por cargos relacionados con las protestas

Quema de una bandera de Estados Unidos durante una manifestación en Bagdad
Quema de una bandera de Estados Unidos durante una manifestación en Bagdad - SAEID ZAREIAN/DPA / SAEID ZAREIAN - Archivo

MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch ha denunciado este viernes la imposición de la pena de muerte en Irán a personas que tienen cargos relacionados con la participación en protestas contra la corrupción o el deterioro de la economía en el país.

Según la organización, los tribunales iraníes han dictado al menos cuatro penas de muerte desde finales de junio y ha denunciado que algunos acusados han tenido un acceso limitado a sus abogados e incluso han sido torturados o han abusado de ellos para obtener su confesión.

"La versión iraní de la 'rendición de cuentas' es aparentemente condenar a personas que han participado en protestas en juicios injustos en lugar de investigar la abrumadora evidencia del uso excesivo de la fuerza y la muerte de cientos de manifestantes que fueron asesinados a tiros", ha sostenido la investigadora de HRW en Irán, Tara Sepehri Far.

La ONG se ha opuesto a la pena de muerte "en cualquier circunstancia" al considerar que se trata de algo "inherentemente cruel e irreversible". "Según las normas internacionales, todo el mundo tiene libertad de expresión y de reunirse pacíficamente según lo dispuesto en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, del que Irán forma parte", sostiene HRW.

De esta forma, ha subrayado que se debe garantizar que cualquier acusado tenga acceso a un abogado en todos los procedimientos jurídicos, tanto en la investigación, como en las actuaciones previas al juicio y durante el mismo.

Asimismo, la organización también ha subrayado la necesidad de que las autoridades iraníes solo hagan uso de la fuerza cuando sea estrictamente necesario, ya que los agentes deben reducir al mínimo los daños.

"Un juicio justo y un proceso adecuado son esenciales para cualquier persona acusada de un delito, pero en los casos en los que implica la pena de muerte, su falta puede conllevar una grave e irreversible injusticia", ha concluido Sepehri Far.