Publicado 30/12/2020 23:22CET

Irán.- Irán acusa a una compañía británica de estar involucrada en el bombardeo de EEUU en el que murió Soleimani

Concentración en la capital de Irán, Teherán, tras la muerte del jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, Qasem Soleimani, en un bombardeo de EEUU en Irak
Concentración en la capital de Irán, Teherán, tras la muerte del jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, Qasem Soleimani, en un bombardeo de EEUU en Irak - -/Iranian Presidency/dpa - Archivo

MADRID, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Irán han acusado este miércoles a la compañía de seguridad británica G4S de estar involucrada en la muerte del jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria en el bombardeo ejecutado el 3 de enero por Estados Unidos en el aeropuerto de la capital de Irak, Bagdad.

El fiscal iraní Alí Qasimehr ha resaltado que G4S, encargada de la seguridad en el aeropuerto de Bagdad, colaboró con las fuerzas estadounidenses la dar información a Washington sobre Soleimani, según ha informado la cadena de televisión iraní Press TV.

"Uno de los asuntos importantes y significativos de este caso es el papel de la compañía británica G4S en el asesinato del comandante de la Fuerza Quds", ha destacado, antes de incidir en que "los agentes de esta compañía dieron a los terroristas información sobre Soleimani y sus compañeros a su llegada".

El fiscal ha incidido además en que una base militar estadounidense en Alemania estuvo implicada en el intercambio de información entre los aparatos no tripulados utilizados en el ataque.

Asimismo, Mehr ha apuntado que Irán ha dado autorizaciones a Irak, Siria, Líbano, Qatar, Jordania y Kuwait para identificar y arrestar a los sospechosos, al tiempo que ha desvelado la creación de un comité para localizar a los sospechosos estadounidenses que se encuentran fuera de territorio del país norteamericano.

El propio Qasimehr desveló en junio que Irán había emitido una orden de arresto contra el presidente estadounidense, Donald Trump, por el ataque. "El presidente Donald Trump es el primero de la lista y se buscará que sea juzgado incluso después de que finalice su mandato", dijo entonces.

La empresa británica, responsable de la seguridad del aeropuerto desde 2010, ha tildado las acusaciones de "especulaciones absolutamente infundadas", según la agencia de noticias Bloomberg. "G4S desea dejar claro que no tiene papel alguno en el ataque contra Qasem Soleimani y Abú Mahdi al Muhandis", ha dicho.

Soleimani fue una de las víctimas de un ataque con drones perpetrado por Estados Unidos, entre las que figuró también Al Muhandis, entonces 'número dos' de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP) --una coalición de milicias progubernamentales iraquíes apoyadas por Irán--.

Washington argumentó que llevó a cabo el ataque "para proteger al personal estadounidense en el extranjero", a raíz de las protestas contra su Embajada en Bagdad en protesta por otro bombardeo en el que murieron 25 miembros de las FMP, ataque ejecutado en respuesta a la muerte de un contratista estadounidense en un ataque con proyectiles contra una base militar situada cerca de Kirkuk.

El bombardeo en el que murieron Soleimani y Al Muhandis provocó un drástico aumento de las tensiones bilaterales y llevó a Irán días más tarde a atacar varias bases militares también en Irak, mientras que el Parlamento iraquí aprobó una moción exigiendo la retirada de las tropas estadounidenses del país.

Contador