Publicado 06/01/2021 11:41CET

Irán.- Irán asegura que es capaz de enriquecer uranio hasta el 60% y anuncia la instalación de mil centrifugadoras

Hasán Rohani en una comparecencia en Teherán
Hasán Rohani en una comparecencia en Teherán - -/Iranian Presidency/dpa - Archivo

EEUU anuncia nuevas sanciones contra el sector metalúrgico de Irán

MADRID, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Irán han asegurado que son capaces de enriquecer uranio hasta el 60 por ciento, días después de incrementar sus operaciones para hacerlo al 20 por ciento, en lo que supone una violación del acuerdo nuclear firmado en 2015.

El portavoz de la Organización de la Energía Atómica de Irán (OEAI), Behruz Kamalvandi, ha recalcado que las autoridades podrían aumentar el enriquecimiento al 40 por ciento e incluso al 60 por ciento, pasos dados por Teherán en respuesta a la decisión de Estados Unidos de abandonar en 2018 el acuerdo de forma unilateral.

Asimismo, ha resaltado que Irán tiene en estos momentos cuatro toneladas de uranio enriquecido al 3,5 ó cuatro por ciento y ha destacado que la OEAI está preparada para producir hasta diez millones de toneladas de uranio al año, según ha informado la agencia iraní de noticias Mehr.

En este sentido, el jefe de la OEAI, Alí Akbar Salehi, ha destacado que el país enriquecerá entre ocho y nueve kilos de uranio al 20 por ciento de forma mensual y ha desvelado que las autoridades están instalando otras mil centrifugadoras con este objetivo.

"Hasta hace tres o cuatro años solíamos producir una media de entre cuatro y cinco toneladas de torta amarilla, pero ahora, desde hace dos años, hemos incrementado la producción de torta amarilla hasta las 30 toneladas", ha manifestado.

El propio Kamalvandi dijo el martes que las autoridades habían logrado enriquecer uranio al 20 por ciento en sus instalaciones en Fordo, horas después de confirmar que iniciaban los procedimientos, de los que fue notificada la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA).

Por su parte, el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, incidió en que este paso es "totalmente reversible". "Nuestra acción de remedio cumple totalmente el párrafo 36 del acuerdo nuclear, tras años de incumplimientos por parte de otros participantes. Nuestras medidas son totalmente reversibles cuando todos cumplan totalmente (con el acuerdo)", manifestó.

La decisión llegó después de que el Parlamento aprobara en diciembre un proyecto de ley que obliga a la OAEI a producir anualmente al menos 120 kilogramos de uranio enriquecido al 20 por ciento, en respuesta a la salida de Estados Unidos del acuerdo en 2018 y la falta de compensaciones por parte del resto de firmantes.

Sin embargo, el presidente iraní, Hasán Rohani, destacó en diciembre que la ley aprobada por el Parlamento "no es inteligente" y advirtió de que podría dañar las relaciones con la AIEA y dificultar unas posibles conversaciones con Estados Unidos tras la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca el 20 de enero.

Irán ha anunciado hasta la fecha la retirada de sus compromisos sobre varios de los puntos del acuerdo nuclear en respuesta a la decisión de Estados Unidos de retirarse del mismo y reimponer sus sanciones unilaterales, lo que ha provocado el temor en el resto de firmantes de un posible colapso del pacto.

Las tensiones han aumentado a raíz del asesinato a finales de noviembre del científico Mohsen Fajrizadé, considerado el jefe del programa nuclear iraní, un suceso que Teherán ha achacado a Israel, que no se ha pronunciado sobre estas acusaciones.

Pese a ello, las autoridades iraníes han expresado el deseo de que Biden --vicepresidente de Barack Obama en el momento de la firma del acuerdo-- pueda impulsar la vuelta de Washington al pacto y la retirada de las sanciones, consideradas por Teherán como condición indispensable para un cumplimiento total de las cláusulas por parte de Irán.

NUEVAS SANCIONES DE EEUU

Por otra parte, el Gobierno de Estados Unidos anunció el martes nuevas sanciones contra la industria del acero iraní, en el marco de su campaña de "máxima presión" contra Irán desde que en 2018 abandonara de forma unilateral el acuerdo nuclear de 2015.

El Departamento del Tesoro estadounidense designó en sus sanciones a una empresa con sede en China dedicada al suministro de electrodos de grafito y a doce productores iraníes de acero y otros productos metalúrgicos, así como a tres agentes de ventas extranjeros de una compañía minera iraní.

"El sector metalúrgico iraní es una importante fuente de ingresos para el régimen iraní, generando riqueza para sus líderes corruptos y financiando un rango de actividades malvadas, incluida la proliferación de armas de destrucción masiva y sus medios de envío, el apoyo a grupos terroristas y un abanico de abusos de los Derechos Humanos a nivel nacional e internacional", dijo el Departamento.

Así, el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, destacó que "la Administración Trump sigue comprometida a la hora de impedir el flujo de ingresos al régimen iraní mientras sigue patrocinando a grupos terroristas, apoyando a régimenes opresivos y busca desarrollar armas de destrucción masiva".

La Administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció en septiembre la imposición de sanciones de forma unilateral acogiéndose al conocido como mecanismo 'snapback', incluido en el acuerdo nuclear de 2015, a pesar de que el Consejo de Seguridad de la ONU había rechazado previamente extender el embargo impuesto contra Teherán.

La derrota de Trump en las urnas y su salida de la Casa Blanca el 20 de enero de 2021 no han cambiado la campaña de "máxima presión" de Washington, que ha continuado anunciando sanciones contra Irán, en medio de las críticas de Teherán, que ha pedido a Biden que cambie de dirección cuando llegue a la Presidencia.