Irán.- Irán comienza la construcción del segundo reactor de la central nuclear de Bushehr

Publicado 10/11/2019 14:09:36CET

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

Este domingo ha comenzado el hormigonado de los cimientos del segundo reactor de la central nuclear de Bushehr, en el sur de Irán, un proyecto que cuenta con la colaboración de Rusia.

En este inicio de las obras ha estado presente el director de la Organización para la Energía Atómica de Irán (OEAI), Alí Akbar Salehi, quien ha destacado que para 2027 Irán generará 3.000 megawatios de energía nuclear y evitará así la emisión de 21 millones de toneladas de contamientantes a la atmósfera, a la vez que ahorrará unos 660 millones de dólares anuales al país.

Salehi ha asegurado que Irán ha logrado las competencias para asumir el pleno control de la central nuclear de Bushehr en un plazo de seis años gracias a la formación de 2.000 expertos y técnicos que trabajan ya en las instalaciones. Así, el 90 por ciento de los trabajadores implicados en el proyecto del segundo reactor son iraníes.

El objetivo, según Salehi, es que el segundo y el tercer reactores de la central se conecten a la red eléctrica en 2025 y 2027, respectivamente.

Salehi ha destacado por otra parte que la central permitirá desalinizar unos 400.000 metros cúbicos de agua para los vecinos de la ciudad, además de generar 22.000 kilowatios de electricidad. El director de la OEAI ha subrayado además que Irán está dispuesto a compartir su experiencia en el ámbito nuclear con otros países del golfo Pérsico.

"La central nuclear de Bushehr es totalmente segura y las Fuerzas Armadas garantizan su seguridad. Su seguridad es vigilada por las organizaciones internacionales, que comprueban constantemente la seguridad de la central y nos plantean las recomendaciones necesarias", ha explicado Salehi.

CONTRATO CON RUSIA

Está previsto que las unidades 2 y 3 de la central nuclear de Bushehr estén operativas dentro de seis y ocho años, respectivamente. Equipados con los reactores nucleares de agua presurizada VVER-1000, estas unidades incrementarán la potencia de la planta en 2.100 megavatios y elevarán el peso de la energía atómica en la matriz energética de Irán muy por encima del 2,7 por ciento actual.

La construcción de la planta atómica de Bushehr, la primera de Irán, fue iniciada en 1974 por el consorcio alemán Kraftwerk Union A.G. (Siemens/KWU), pero en 1980 la compañía rompió el contrato debido a la decisión del Gobierno alemán de apoyar el embargo de Estados Unidos sobre el suministro de equipos a Irán tras la Revolución Islámica.

La empresa rusa Atomstroyexport asumió en 1995 la construcción de la planta y su puesta en marcha tuvo lugar en agosto de 2010 bajo el control de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) y con combustible nuclear importado desde Rusia y en septiembre de 2011 la planta se conectó a la red eléctrica iraní. En agosto de 2012, el primer reactor alcanzó su plena capacidad, de 1.000 megavatios. El proyecto del segundo y tercer reactor está valorado en unos 10.000 millones de dólares.

Contador