Publicado 07/12/2020 01:59CET

Irán.- Irán confirma el uso de "inteligencia artificial" en el asesinato del científico nuclear Mohsen Fajrizadé

HANDOUT - 30 November 2020, Iran, Tehran: Iranian Soldiers carry the coffin of Iranian nuclear scientist Mohsen Fakhrizadeh during his funeral procession at the Iranian Ministry of Defence. Fakhrizadeh was shot on Friday in a suburb of Tehran and died sho
HANDOUT - 30 November 2020, Iran, Tehran: Iranian Soldiers carry the coffin of Iranian nuclear scientist Mohsen Fakhrizadeh during his funeral procession at the Iranian Ministry of Defence. Fakhrizadeh was shot on Friday in a suburb of Tehran and died sho - -/Iranian Defence Ministry Offic / DPA

MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

El comandante adjunto de la Guardia Revolucionaria de Irán, el contralmirante Ali Fadavi, ha confirmado este domingo el uso de "inteligencia artificial" durante el asesinato del científico iraní, Mohsen Fajrizadé hace algo más de una semana a las afuera de Teherán.

"La ametralladora estaba equipada con inteligencia artificial", ha explicado Fadavi durante un encuentro en la Universidad de Teherán, en donde ha ofrecido más información sobre el atentado que acabó con la vida del que es considerado director del programa nuclear de Irán.

Fadavi ha contado que Fajrizadé contaba con una escolta formada por hasta once efectivos de la Guardia Revolucionaria y que la explosión del vehículo desde el que se efectuaron los disparos por control remoto tenía como objetivo "eliminar" la protección del científico.

"El arma enfocaba sólo al mártir Fajrizadé. Su esposa no sufrió disparos, a pesar de estar a unos centímetros de distancia. El jefe del equipo de protección también recibió cuatro disparos porque se arrojó sobre Fajrizadé", ha explicado, informa la agencia de noticias FARS.

"Nadie estaba en el lugar del asesinato y se dispararon un total de trece balas, todas desde el interior del Nissan, el resto de los disparos venían de nuestros guardias", ha detallado.

Fajrizadé fue asesinado el pasado 27 de noviembre por "elementos terroristas" en los alrededores de Teherán, cuando se dirigía junto a su esposa a su residencia en las afueras de la capital.

Según estas informaciones, los disparos se efectuaron por satélite desde una camioneta Nissan conducida por control remoto, cuando uno de los vehículos de la comitiva del científico se desvió para llevar a cabo un control de seguridad perimetral del domicilio.

Se trata del segundo asesinato selectivo de un funcionario iraní de alto rango, después de que el presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmara a principios de año la autoría de Washington en el ataque que acabó con la vida del general Qassem Soleimani.

En relación a este episodios, Fadavi ha explicado que Teherán todavía no ha determinado "el método de venganza", días después de que se barajara la posibilidad de un ataque sobre posiciones estadounidenses en Irak coincidiendo con el aniversario de la muerte de Soleimani.

Teherán ha culpado a Israel del atentado contra Fajrizadé, el quinto científico nuclear asesinado en suelo iraní desde 2010.