Publicado 25/02/2021 11:36CET

Irán.- Irán da tres meses de plazo a EEUU para que retire las sanciones y rechaza un diálogo sobre el acuerdo nuclear

Archivo - El presidente de Irán, Hasán Rohani
Archivo - El presidente de Irán, Hasán Rohani - -/Iranian Presidency/dpa - Archivo

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Irán han dado tres meses de plazo a Estados Unidos para que retire sus sanciones contra el país y han reiterado que no son necesarias nuevas conversaciones sobre el acuerdo nuclear de 2015, sino que Washington vuelva al mismo tras su retirada unilateral en 2018.

El representante permanente de Irán ante Naciones Unidas, Mayid Tajt-Ravanchi, ha indicado que este plazo de tres meses es un marco temporal acordado entre Teherán y la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA) a raíz de su último pacto para mantener las inspecciones en el país.

"Si las sanciones son retiradas en los próximos tres meses, Irán actuará en línea con sus compromisos", ha recalcado en una entrevista concedida a la cadena de televisión qatarí Al Yazira, que ha publicado algunos extractos antes de desvelarla el viernes en su totalidad, según la cadena iraní Press TV.

Las palabras de Tajt-Ravanchi han llegado después de que el portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price, afirmara que Irán "avanza en la dirección equivocada" al reducir sus compromisos con el acuerdo nuclear en respuesta a la retirada de Washington y sus sanciones.

"Nuestro objetivo en todo esto sigue siendo buscar un resultado en el que Irán y Estados Unidos reinicien el cumplimiento de sus compromisos con el acuerdo nuclear", dijo Price, quien insistió en que "la forma más sostenible y efectiva de poner límites verificables y permanentes al programa nuclear de Irán es a través de una solución negociada".

"Si Irán retoma el total cumplimiento del acuerdo nuclear, Estados Unidos estará preparado para hacer lo mismo", reiteró, si bien apuntó que esto sería "un paso necesario pero no suficiente", ya que Washington "querría alargar y fortalecer el acuerdo".

Irán ha rechazado estas exigencias estadounidenses y han incidido en que fue Washington el que se retiró de forma unilateral del acuerdo nuclear en 2018 e impuso posteriormente sanciones a Teherán, por lo que exige que sea Estados Unidos el que vuelva al acuerdo antes de poner condiciones. Asimismo, ha rechazado incluir en las negociaciones su programa de misiles.

Las autoridades iraníes han anunciado la retirada de sus compromisos sobre varios de los puntos del acuerdo, lo que ha provocado el temor en el resto de firmantes de un posible colapso del pacto. Sin embargo, Teherán ha defendido en todo momento que estos pasos pueden revertirse si Estados Unidos retira las sanciones y vuelve al acuerdo.