Publicado 19/01/2021 12:13CET

Irán.- Irán defiende que su producción de combustible con metal de uranio no viola el acuerdo nuclear de 2015

El presidente de Irán, Hasán Rohani
El presidente de Irán, Hasán Rohani - -/Iranian Presidency/dpa

MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Irán ha defendido este martes que su decisión de producir combustible de metal de uranio para uno de sus reactores de investigación no viola el acuerdo nuclear de 2015, tras las críticas vertidas por Francia, Reino Unido y Alemania, firmantes del citado pacto.

El portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Said Jatibzadé, ha destacado que "el metal de uranio tiene también aplicaciones pacíficas" y ha recalcado que "esta tecnología es necesaria en Irán, que debe cumplir las demandas de los pacientes para una medicina nuclear de la mejor calidad".

Así, ha recalcado que esto "se fundamenta totalmente en fines humanitarios y pacíficos" y ha agregado que "varios países usan en la actualidad combustible fundamentado en el metal de uranio para sus reactores", según ha recogido la agencia iraní de noticias Tasnim.

Los gobiernos de Francia, Alemania y Reino Unido, denunciaron el sábado que el reciente anuncio de Teherán sobre la entrada en producción de un combustible fundamentado en el uranio metálico tiene "graves implicaciones militares".

"Irán no puede demostrar de manera creíble que el uranio metálico tiene usos civiles", según un comunicado. "La producción de uranio metálico tiene implicaciones militares potencialmente graves", añadieron los tres gobiernos en un comunicado conjunto.

En este sentido, recordaron que, bajo el acuerdo nuclear, conocido oficialmente como el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPoA), "Irán se comprometió a no participar en la producción de uranio metálico ni a realizar investigación y desarrollo sobre metalurgia de uranio durante 15 años".

Irán ha anunciado hasta la fecha la retirada de sus compromisos sobre varios de los puntos del acuerdo nuclear en respuesta a la decisión de Estados Unidos de retirarse del mismo en 2018 y reimponer sus sanciones unilaterales, lo que ha provocado el temor en el resto de firmantes de un posible colapso del pacto.

Así, las autoridades iraníes afirmaron a principios de enero que habían empezado a enriquecer uranio al 20 por ciento y el portavoz de la OEAI, Behruz Kamalvandi, resaltó que Teherán podría aumentar el enriquecimiento al 40 por ciento e incluso al 60 por ciento.

Pese a ello, las autoridades iraníes han expresado el deseo de que Joe Biden --vicepresidente de Barack Obama en el momento de la firma del acuerdo-- pueda impulsar la vuelta de Washington al pacto y la retirada de las sanciones una vez acceda a la Casa Blanca, consideradas por Teherán como condición indispensable para un cumplimiento total de las cláusulas por parte de Irán.

NUEVAS MANIOBRAS

Por otra parte, el Ejército de Irán ha iniciado este martes unas nuevas maniobras, llamadas 'Eqtedar 99', en la costa sureste del país, en las que participan brigadas de paracaidistas, fuerzas especiales y unidades de reacción rápida, según la cadena de televisión iraní Press TV.

El 'número dos' del Ejército iraní, Mohamad Hosein Dadras, ha descrito a la Fuerza de Tierra como "capaz" y ha hecho hincapié en que "ha logrado unas capacidades operativas considerables en los campos de drones y misiles".

Las autoridades de Irán han asegurado haber reforzado la vigilancia durante las últimas semanas antes las informaciones en medios de comunicación sobre la posibilidad de que Donald Trump intente provocar un conflicto antes de abandonar la Casa Blanca, lo que tendrá lugar este miércoles.

Las tensiones entre Washington y Teherán han aumentado desde que Estados Unidos se retirara en 2018 del acuerdo nuclear de 2015 y repuntaron en enero de 2020 después de que el Ejército estadounidense matara en un bombardeo en Irak al jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, Qasem Soleimani.