Publicado 15/07/2021 05:22CET

Irán.- Irán rechaza responder a la acusación desde Estados Unidos de conspirar para secuestrar a una periodista

Archivo - El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif
Archivo - El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif - Ebrahim Seydi/Iranian Presidency / DPA - Archivo

Estados Unidos condena la acusación contra Irán aunque mantiene su interés en conversar sobre el acuerdo nuclear

HRW señala la preocupación por el aumento de ataques de Irán a activistas en el extranjero

MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Ministerio de Exteriores de Irán, Saeed Khatibzadeh, ha rechazado la acusación desde Estados Unidos de conspirar para secuestrar a una periodista crítica con Teherán.

"Esta nueva acusación hecha por la Administración estadounidense, por su enemistad abierta y encubierta con Irán que no oculta a nadie, es infundada y ridícula y no merece una respuesta", ha declarado a la agencia iraní de noticias ISNA.

En este sentido, ha considerado que se trata de una "historia de ficción" creada por Estados Unidos, con la que se insulta "a la conciencia del mundo con este ingenuo complot".

Por su parte, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, ha condenado este miércoles la acusación del tribunal de Nueva York a cuatro ciudadanos iraníes de supuestamente conspirar para secuestrar a una periodista y activista crítica con Teherán afincada en Brooklyn.

"Condenamos categóricamente el peligroso y despreciable complot de Irán para secuestrar a un ciudadano estadounidense en suelo estadounidense", ha dicho en rueda de prensa, así como ha asegurado que, a pesar de que "esto preocupe mucho y se han tomado represalias por esto y por otras acciones de Irán", Estados Unidos continúa interesado en mantener conversaciones con el país, refiriéndose al asunto del acuerdo nuclear.

Este martes, la Justicia de Estados Unidos ha apuntado a Alireza Shavaroghi Farahani, Mahmoud Khazein, Kiya Sadeghi y Omid Noori, como agentes del servicio de inteligencia de Irán, y los ha acusado de planear "secuestrar" a una periodista residente en el país norteamericano, que, posteriormente se ha conocido que es la autora y activista Masih Alinejad.

La ONG Human Right Watch ha señalado ante esta acusación que aumenta "la preocupación por los esfuerzos de Irán por atacar a activistas iraníes en el extranjero".

"Durante décadas, las autoridades iraníes han desplegado tácticas despiadadas para acosar, intimidar y perjudicar a los activistas iraníes que viven en el extranjero", ha afirmado el subdirector de Oriente Medio de Human Rights Watch, Michael Page.

La organización ha apuntado que en los últimos dos años, las autoridades iraníes han detenido al menos a tres disidentes radicados en el extranjeros y algunos han sido detenidos e incluso ejecutados.

"Sea cual sea el resultado del caso Alinejad, las autoridades iraníes están sin duda decididas a silenciar la disidencia y a sembrar el miedo entre los críticos que se manifiestan fuera del país", ha considerado Page.

Contador