Publicado 13/12/2020 12:27CET

Irán.- Irán traslada una protesta diplomática a la UE por su denuncia de la ejecución de un periodista

Una mujer camina frente a un mural con la bandera de Irán situado en una de las calles de Teherán
Una mujer camina frente a un mural con la bandera de Irán situado en una de las calles de Teherán - ROUZBEH FOULADI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Asuntos Exteriores iraní ha remitido una protesta diplomática formal a la Embajada alemana en Teherán en respuesta a la condena por la ejecución del periodista iraní Ruholá Zam por participar en protestas contra el Gobierno de Irán, delitos contra la seguridad interna y externa del país y espionaje.

El embajador alemán, Hans-Udo Muzel, ha sido convocado este domingo a la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores iraní como representante de turno de la UE en respuesta a la declaración "injerencista" emitida el sábado por Bruselas, ha informado el Ministerio de Exteriores iraní.

El Gobierno iraní ha dado cuenta igualmente de la convocatoria del máximo representante diplomático de la Embajada francesa en Teherán tras un comunicado similar de París por la ejecución del periodista. Zam vivía exiliado en Francia.

En su comunicado, la UE "condena este acto en los términos más enérgicos y recuerda una vez más su oposición irrevocable al uso de la pena capital en cualquier circunstancia". La UE considera que "la pena de muerte es un castigo cruel e inhumano, que no actúa como disuasivo del delito y representa una negación inaceptable de la dignidad e integridad humanas".

Zam era el fundador del medio digital 'Amadnews' que fue usado como fuente de información por muchos de los iraníes que participaron en las protestas contra el gobierno de su país por la mala situación económica del país en 2017 y 2018.

A través de un canal de Telegram que llegó a tener más de un millón de suscriptores, el medió se convirtió en un foro para los protestantes y cuando el Gobierno iraní consiguió cerrarlo alegando que se incitaba a la violencia, Zam lo reabrió con otro nombre bajo el que estuvo funcionando hasta que fue detenido.

Zam, que vivía exiliado en Francia, fue arrestado por la Guardia Revolucionaria iraní el año pasado en una operación cuyos detalles no han trascendido nunca, pero en que, según el cuerpo de seguridad iraní, se utilizaron "servicios de inteligencia modernos y tácticas innovadoras".