Publicado 04/06/2021 16:49CET

Irán.- Jamenei lamenta que varios candidatos presidenciales fueron "perjudicados" durante la criba final

Archivo - El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei
Archivo - El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei - -/Iranian Supreme Leader's Offic / DPA - Archivo

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, ha realizado este viernes una inusual crítica al organismo encargado de cribar a los candidatos a las elecciones del 18 de junio, algunos de los cuales fueron "perjudicados" por informaciones falsas durante el proceso de verificación.

Jamenei se refiere así al Consejo de los Guardianes, una institución responsable de seleccionar las candidaturas y que este año se ha deshecho de más del 98 por ciento de las peticiones, entre ellas las del expresidente del país Mahmud Ahamadineyad, del crítico radical reformista Mostafa Tajzadé y de las 40 aspirantes femeninas.

"Durante el proceso de selección, algunos candidatos resultaron perjudicados. Fueron acusados de falsedades que se desperdigaron también por Internet. La protección del honor es una de las cuestiones más importantes de este país y pido a los organismos responsables que se encarguen de restablecerlo", ha declarado este viernes en un discurso recogido por la televisión estatal iraní IRIB.

El Consejo de los Guardianes es un organismo profundamente conservador por tradición, pero este año parece haberse inclinado todavía más, incluso, por candidatos de corte reaccionario como el jefe de la Judicatura iraní, Ebrahim Reisi.

En respuesta, candidatos rechazados como Ahmadineyad han declarado que tienen intención de boicotear unas elecciones en las que un bajo índice de participación podría entenderse como una declaración de falta de confianza en el sistema político entero de la república islámica.

Jamenei ha pedido además a la población que participe en las elecciones presidenciales, y ha subrayado que los ciudadanos no deben creer ciegamente las declaraciones de los candidatos, antes de hacer hincapié en que "no hay que confiar en las promesas".

Las elecciones serán un nuevo ejemplo de la disputa entre conservadores y moderados, después de la clara victoria de los primeros en las elecciones legislativas de 2020, en las que la participación fue la más baja desde la Revolución Islámica de 1979, muestra del desencanto de la población con la clase política iraní.

Contador